'Banalización infame del sacerdocio y de la vida religiosa'

En una Carta de Lectores publicada en el diario La Nación, el Servicio Sacerdotal de Urgencia criticó duramente la novela “Esperanza Mía”.

 
'Banalización infame del sacerdocio y de la vida religiosa'

Con el título “Banalización”, el diario La Nación publicó, el pasado miércoles 26 de agosto, en la sección “Cartas de los lectores”, la columna más leída del matutino porteño, una breve carta del presidente del Servicio Sacerdotal de Urgencia (SSU), don Alejandro Braceras, en la que denuncia la “banalización infame del sacerdocio y de la vida religiosa” que se hace desde la telenovela “Esperanza mía”, a la que califica de “un verdadero compendio de mal gusto y blasfemia”.


Con el título “Banalización”, el diario La Nación publicó, el pasado miércoles 26 de agosto, en la sección “Cartas de los lectores”, la columna más leída del matutino porteño, una breve carta del presidente del Servicio Sacerdotal de Urgencia (SSU), don Alejandro Braceras, en la que denuncia la “banalización infame del sacerdocio y de la vida religiosa” que se hace desde la telenovela “Esperanza mía”, a la que califica de “un verdadero compendio de mal gusto y blasfemia”.



El texto de la carta dice: Señor Director: El Servicio Sacerdotal de Urgencia es una institución de laicos que acompañamos al sacerdote, todas las noches, a impartir el Sacramento de la Unción de los Enfermos, en la Ciudad de Buenos Aires, desde hace 62 años. Estos antecedentes nos habilitan para acreditar la santidad de tantos abnegados sacerdotes que guardan absoluta y ejemplar fidelidad a su ministerio. Con esta autoridad denunciamos con profunda indignación la banalización infame que del sacerdocio y de la vida religiosa, se hace desde la novela televisiva “Esperanza mía”, un verdadero compendio de mal gusto y blasfemia, que merece el repudio de todo argentino bien nacido”.



Una telenovela que corrompe a niños y adolescentes


Al respecto se recuerda que hace menos de un mes, al presidir en el monasterio carmelita Regina Martyrum y San José la profesión solemne de la hermana María de los Ángeles de Jesús Sacramentado OCD, el arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, advirtió que “en la Argentina, en nuestra sociedad farandulizada de la modernidad líquida nos farandulizan, también a nosotros, los católicos. El Señor nos advirtió que todas las naciones nos odiarían a causa de su nombre. Pero en esta Argentina líquida ni siquiera eso. ¡Nos toman en solfa! En estos días hace furor una telenovela titulada ‘Esperanza mía’, que presenta el amorío de un curita y una monjita -así en diminutivo, así de infantil y adolescente-, destinada a corromper subrepticiamente a la platea infantil y adolescente”.



“La obra -agregó el arzobispo platense- es un éxito de taquilla y de pantalla, y para completar el fenómeno de economía de mercado el disfraz de monja es reclamado por las niñas, y por supuesto las mamás se lo compran; hay medidas para las chicas entre 3 y 13 años, y se venden a un precio triple al de cualquier otro disfraz. He leído que un sociólogo califica así este boom de la moda: hay una reapropiación sarcástica del traje de monja".



Fuente: AICA



 
 
  • NOMBRE EMIIO BUTELER
    DESCRIPCION----TOTALMENTE DE ACUERDO CON EL ARTICULO
  • NOMBRErafael
    DESCRIPCION tal vez que una pequeña, quiera vestir de monja no sea lo peor. La banalizacion es mofarse de las monjitas y de los curas que tanto bien hacen a todo el mundo Habrá equivocaciones, claro está, es que la iglesia del Señor esta hecha por hombres. Pero creo que es mayor lo positivo que lo negativo y como dice SU palabra las puertas del infierno no prevaleceran contra su iglesia. Bendiciones.

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación