"Queremos más de Dios y de lo que Él desea hacer de nuestras vidas"

Testimonio de una amiga y colaboradora de Yo Creo sobre los "40 días de ayuno y oración por la Argentina".

 
"Queremos más de Dios y de lo que Él desea hacer de nuestras vidas"

A lo largo de la primera semana de los 40 días de ayuno y oración, Dios ha hecho cosas tremendas en mi vida y en la de mi familia.


En primer lugar, junto a mi esposo y mis dos hijos adolescentes, nos pusimos de acuerdo en llevar adelante estos días como un proyecto familiar y comprometernos con algunos temas importantes como: seleccionar algunos días para ayunar, realizar cada día nuestro devocional y tomar tiempo de oración y comunión con Dios.

También concordamos en orar por nuestro país, para que Dios sane nuestra tierra, así como lo leemos en la Biblia: “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra” (2 Crónicas 7:14). Y como parte de este tiempo también decidimos ponernos de acuerdo para orar por nuestras vidas y proyectos.

Asombroso fue darnos cuenta que algunos temas de nuestra vida, que estaban sin resolverse, encontraron salida en esta primera semana. Situaciones que estaban tapadas por la costumbre se evidenciaron ante nuestros ojos para poder resolverlas. Estos días de acuerdo también trajeron unión en el grupo familiar y resultados maravillosos en nuestra vida espiritual. El poder del acuerdo se vio manifestado en nosotros.

Al comenzar esta segunda semana, nuestra expectativa es aún mayor. Queremos más de Dios y de lo que Él desea hacer con nuestras vidas. Nuestros ojos y oídos espirituales comienzan a sintonizarse con Dios, de manera tal que el mundo espiritual se hace realidad ante nosotros a través de evidencias reales como sanidades físicas.

Animo a todos aquellos que no se han aún unido a esta gran campaña de fe y comunión para que pueda hacerlo participando de los días que aún quedan por delante. 

Gisela Sawin
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación