Accidentes de tránsito: rezar por las víctimas y tomar conciencia

El próximo lunes 21 de noviembre se conmemora el Día Mundiual de la Víctimas de Tránsito. Un llamado a orar por quienes sufren las consecuencias de este grave problema y a hacernos responsables por la vida, también al volante.

 
Accidentes de tránsito: rezar por las víctimas y tomar conciencia

La asociación civil “Luchemos por la Vida” dirigió una carta al arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, a fin de solicitarle que en las misas de este domingo se rece por las víctimas de accidentes de tránsito en la Argentina, donde se calcula que mueren 21 personas cada día por esta causa.

La organización también le pidió al primado argentino que sugiera a los sacerdotes de la arquidiócesis de Buenos Aires que en la homilía “se resalte la responsabilidad de todos en el cuidado de la vida, modificando las conductas en las calles y rutas, y tomando conciencia de la numerosa cantidad de muertes inútiles”.


Argentina ostenta uno de los índices más altos de mortalidad por accidentes de tránsito. 21 personas mueren por día; hay 7.885 víctimas fatales por año (2009) y unos 120 mil heridos de distinto grado y miles de discapacitados. Las pérdidas económicas del tránsito caótico y accidentes de tránsito superan los U$S 10.000 millones anuales.

Pero no se trata de números, sino de vidas humanas. De hombres, mujeres, jóvenes y niños, que ven truncadas sus vidas a causa de un accidente de tránsito. Son proyectos, sueños, ilusiones y esperanzas muertas. Familias destrozadas.

Es como si un avión de pasajeros cayera todas las semanas muriendo unas 130 personas cada vez. Si así ocurriera, seguramente, no estaríamos tan tranquilos. Las autoridades tomarían graves y urgentísimas medidas de seguridad.

No sucede lo mismo con los accidentes de tránsito. Tal vez, porque las muertes se producen de a una, de a dos, o de a tres. Las consideramos lejanas, creyendo que son cosas que les ocurren "a otros". Difícilmente se cree que cualquiera puede sufrir un accidente fatal en el momento menos pensado. Nadie al subir a un automóvil experimenta el miedo que muchas veces se siente al despegar dentro de un avión.

Sin embargo, los accidentes de tránsito en la Argentina, son la primera causa de muerte en menores de 35 años, y la tercera sobre la totalidad de los argentinos.

Las cifras de muertos son elevadísimas, comparadas con las de otros países (Ver recuadro abajo), llegando a tener 8 o 10 veces más víctimas fatales que en la mayoría de los países desarrollados, en relación al número de vehículos circulantes.

Al momento de los hechos, se dan muchas explicaciones (algunas reales, otras no tanto) pero que suelen poner siempre el acento -la culpa- del accidente en "los otros". Rara vez se analiza la conducta en el tránsito en primera persona.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) declaró el 21 de noviembre como Día Mundial de la Conmemoración de Víctimas de Tránsito.

En 2001, el hoy beato Juan Pablo II escribió una oración en este sentido:


“Invoco la compasión del Señor para todos los que perdieron sus vidas de manera trágica en las carreteras. Le pido a Dios que apoye a los lesionados, que frecuentemente sufren de por vida, así como lo hacen sus familias, que los ayudan en sus momentos de sufrimiento y aflicción. Pido a los automovilistas que conduzcan con cuidado y responsabilidad, para que todos los conductores respeten al prójimo”.


Fuente AICA y Luchemos por la Vida

 
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación