Está bien la joven australiana agredida en el Bolsón

Emma Kelly atravesó una experiencia traumática, pero su fe la sostuvo.

 
Está bien la joven australiana agredida en el Bolsón

La última semana del año no fue feliz para  Emma Kelly, una joven evangélica de 23 años que viajó desde Australia para visitar una amiga que vive en El Bolsón.  El lunes 26 de diciembre fue agredida en un paraje solitario por un desconocido que la dejó aturdida y sin calzado. Durante tres días Emma se alimentó de frutos silvestres e insectos y perdió gran parte de su ropa cuando intentó cruzar un río, por lo que sufrió las bajas temperaturas nocturnas. En medio de estas duras circunstancias, su fe en Dios la sostuvo. "Ella está bien, con un espíritu activo, a pesar de la aventura que pasó, pero es fuerte porque forma parte de una familia cristiana evangélica", dijo a la prensa el pastor Benjamín Meister, amigo de la familia, después que Emma fue hallada el jueves 29. 


Entrnada en el montañismo, la joven se encontraba visitando una amiga cuando el lunes 26 decidió hacer un paseo al Cajón del Azul, por un sendero que nace a 7 kilómetros de El Bolsón. No regresó a la hora prevista, por lo que el esposo de su amiga acudió a las autoridades para denunciar su desaparición. Cuando tres días después fue encontrada por un alpinista que descendía de la montaña,  se especuló que había sufrido un abuso sexual, pero afortunadamente las pericias médicas determinaron que aunque hay señales evidentes de agresión física, ésta no llegó a ser de tipo sexual. 

Según el relato de la joven, un desconocido la invitó a tomar un atajo mientras realizaba su caminata, y ella accedió, aunque al poco tiempo se arrepintió y decidió regresar. Fue allí cuando esta persona la atacó con una piedra, provocándole un desmayo. Cuando recuperó la conciencia, el hombre aún estaba a su lado y procedió a robarle el calzado deportivo para evitar que lo siguiera en su huida.

El pastor Benjamín Meister dijo que Kelly debió soportar mucho frío por las noches, incluso con sus manos hizo un refugio en la tierra para poder guarecerse. 

"Ella está increíble, recuperó la alegría.  No le pudieron quitar la sonrisa" , dijo a la prensa el pastor evangélico.  Los padres de la joven viajaron desde Perth, Australia, y “la acompañaron en este difícil momento. De todos modos, la fortaleza de Emma es asombrosa, volvió a sonreír e incluso visitó el parque Los Alerces”, publicó la prensa local. 

AGRADECIMIENTO 

La joven regresará mañana domingo a Australia junto con sus padres, previamente ellos quieren agradecer públicamente a la gente por su apoyo. Emma, particularmente, quisere agradecer a los bomberos, Policía, Gendarmería y a todos los voluntarios que desinteresadamente dieron su tiempo, así como al personal del Hospital de El Bolsón.

Una muestra más de que los problemas, incluso los más angustiantes, no pueden doblegar a un corazón lleno de fe.

Fuente Protestante Digital
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación