Francisco: "Una de las cosas que hace más daño es la crítica destructiva"

El sumo pontífice brindó una entrevista a una radio comunitaria de Santiago del Estero; pidió "tener el coraje de no dejarse robar la esperanza".

 
Francisco: "Una de las cosas que hace más daño es la crítica destructiva"

Por teléfono, el papa Francisco brindó hoy, durante veinte minutos, su primera entrevista a un medio periodístico en la Argentina. El sumo pontífice eligió un programa radial de dos sacerdotes en Campo Gallo, un paraje del interior de la provincia de Santiago del Estero.


Francisco hizo un fuerte llamado a la unidad, no sólo de los católicos, sino de la comunidad en general. Hizo menciones a la Argentina y pidió "tener el coraje de no dejarse robar la esperanza". Arengó a que la Iglesia "camine" y llamó a adorar la figura de Dios y Jesús.


"Una de las cosas que hacen más daño a la Iglesia y la nación es la crítica destructiva; es decir, andar sacándose el cuero", aseguró el Papa cuando fue consultado por los sacerdotes de la radio Virgen del Carmen FM 99.9 de Santiago sobre la actualidad y las "divisiones" en la Argentina. "Siempre va a haber peleas y divisiones, el asunto es no dejarlas crecer", aconsejó.


En sus primeras palabras, el sumo pontífice hizo un fuerte llamado a la comunidad católica. "Nuestro pueblo no se equivoca, adora solamente a Dios padre, hijo y Espiritu Santo", dijo apenas pasadas las 12.30. "Nosotros no somos guachos, tenemos mamá, la Virgen, que el pueblo no la adora, sino que la quiere y la honra", agregó.


"Cuando la Iglesia está quieta, deja de ser Iglesia y es una asociación civil", afirmó sobre la realidad del catolicismo, que en los últimos años perdió miles de fieles en todo el mundo, en medio de denuncias por abusos de sacerdotes y sospechas de corrupción. Sin titubear, Francisco aseguró: "A la Iglesia que no camina le pasa como al agua estancada, que es la primera que se corrompe".


Al cerrar la comunicación, que fue transmitida en vivo a través de Internet, el Papa llamó a los fieles a "tener el coraje de no dejarse robar la esperanza" y exaltó varias veces la figura de Dios.


"Jesús es muy bueno, nos quiere, y Dios nos ama, nos espera siempre y no se cansa de perdonarnos. Solamente quiere que seamos humildes y que pidamos perdón. Él nos hizo para que fuéramos felices y nos acompaña en todo", afirmó el santo padre. Finalizó con una bendición y pidió que Dios "brinde a todos una caricia que les haga sonreír".


(Fuente: La Nación)

 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación