La Acción Católica pidió no ser indiferentes al sufrimiento de los inundados

Reclamó además colaborar para canalizar “la ayuda solidaria y cercanía con los que más sufren” por el temporal.

 
La Acción Católica pidió no ser indiferentes al sufrimiento de los inundados

En el comunicado titulado “Una vez más... inundaciones”, el Consejo Nacional de la institución laical aseguró que esta situación “reclama nuestra urgente solidaridad así como la petición responsable a las autoridades para que se realicen las obras y la planificación necesaria que posibiliten que esta situación no se repita año tras año”.


“Nuestros hermanos enfrentan una vez más el avance del agua sobre sus viviendas, apenas reconstruidas de la inundación anterior, sintiendo no sólo el peso sobre sus bienes, sino también sobre sus corazones abatidos por una situación que seguramente podría tener solución si enfrentamos con seriedad las múltiples causas que provocan esta dolorosa realidad”, subrayó.



Texto del comunicado



“¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan? Lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos nosotros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá”.


Papa Francisco


Las condiciones meteorológicas nuevamente exponen a nuestra querida ciudad de Luján , sus alrededores y a numerosas localidades en distintas provincias del país a una nueva inundación que reclama nuestra urgente solidaridad así como la petición responsable a las autoridades para que se realicen las obras y la planificación necesaria que posibiliten que esta situación no se repita año tras año.



Nuestros hermanos enfrentan una vez más el avance del agua sobre sus viviendas, apenas reconstruidas de la inundación anterior, sintiendo no sólo el peso sobre sus bienes, sino también sobre sus corazones abatidos por una situación que seguramente podría tener solución si enfrentamos con seriedad las múltiples causas que provocan esta dolorosa realidad.



¡No seamos indiferentes! Acerquémonos a colaborar en los diversos puntos abiertos para canalizar nuestra ayuda solidaria y cercanía con los que más sufren.



A “María, la madre que cuidó a Jesús, ahora cuida con afecto y dolor materno este mundo herido”, le encomendamos a cada una de las familias que viven esta dolorosa situación, en especial a nuestros hermanos más pobres.



(Fuente: AICA)



 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación