Los doce legados de Steve Jobs

Una guía de aciertos y errores del hombre y del mito fundador de Apple.

 
Los doce legados de Steve Jobs

El escritor Mario Escobar acaba de publicar “Los doce legados de Steve Jobs”, que son mucho más que unos consejos sobre la forma de triunfar en los negocios. Quieren ser una guía para la vida y un modelo para afrontar situaciones difíciles, crisis personales y profesionales, ayudando así a crecer como personas y “reinventarnos a nosotros mismos”.


Apple nació con la visión de convertir a sus clientes en adeptos, en seguidores de una nueva experiencia y una nueva filosofía que arranca de lo más profundo del sueño americano. Y Steve Jobs forma parte de ese sueño americano. Su eslogan «Piensa diferente» reta a ver el mundo a través de los cansados y enfermos ojos de su fundador, poco antes de morir, cuando salió por última vez ante las cámaras para anunciar su retirada de la primera línea de Apple.


Los doce legados de Steve Jobs acercan a su pensamiento, a la visión de uno de los hombres más grandes de los siglos XX y XXI con sus aciertos y errores.


Esta obra se divide en dos partes. La primera trata de los hechos de Steve Jobs como persona, resumidos en la agenda de su vida. En la segunda parte, se descubren los doce legados del fundador de Apple, todos ellos orientados a la comprensión de su filosofía y cómo ésta puede ayudar en la vida personal y profesional a los elctores. El libro cierra con una conclusión en la que se resumen las razones que han convertido a Steve Jobs en un mito.


Steve Jobs: el hombre


Cuando los padres adoptivos de Steve le vieron, nada parecía indicar que el fuego bullía en el interior de aquel recién nacido. Once años más tarde, en 1966, y ante la insistencia de su hijo, los padres de Steve se trasladaron a Palo Alto en California. Allí surgiría la industria tecnológica que revolucionaria el mundo. Tras unos años juntos, unidos por la música y su amor a los aparatos electrónicos, Steve convenció su amigo Steve Wozniak para unirse junto a él a la empresa que acaba de fundar su compañero de trabajo Roland Wayne, y patentar la placa base que había creado. Así surgió Apple en 1976. Jobs tuvo la idea del nombre mientras recogía unas manzanas y Wayne diseñó el primer logo.


El grupo de amigos se puso manos a la obra. El primer Apple tenía una carcasa de madera hecha por el padre de Steve. Tras presentar el Apple I en el Personal Computer Festival de Atlantic City, Woz comenzó a trabajar en el Apple II. En 1977 la pequeña empresa del garaje de los padres de Steve Jobs recibió el apoyo del fi nanciero Mike Markkula.


Mike estaba sorprendido de lo que habían conseguido con tan pocos recursos. La filosofía de Apple a partir de ese momento estaría enfocada a la satisfacción del cliente, lo que llegó a convertirse en una de las obsesiones de Steve.


Los dos jóvenes empezaron a jugar en serio en el negocio de los ordenadores. El éxito de Apple fue fulgurante. En 1978 se creó el Apple III para empresas y comenzó a desarrollarse el ordenador Lisa. En 1980 Jobs y Woz sacaron a bolsa Apple y se hicieron multimillonarios. A sus 25 años Steve había conseguido el éxito que muchos no alcanzaban en toda una vida de trabajo. Y lo mejor estaba aún por llegar.


Steve Jobs: el mito


Únicamente los más grandes son capaces de dejar un legado, una herencia que seguirá influyendo a millones de personas en las próximas décadas. Steve no se limitó a fabricar aparatos, sino que creó la industria de la informática y reinventó varios sectores importantes de la comunicación. Sin embargo, esto no convierte a nadie en un mito.


Tampoco su pasión y dedicación en todo lo que hacía o su pensamiento revolucionario le convirtieron en un mito. A lo largo del siglo XX muchos hombres y mujeres emplearon todas sus fuerzas en crear grandes compañías o hacer inventos importantes y ni siquiera recordamos sus nombres.


Nuestros iconos son personas que nos enseñan un camino y nos ayudan a caminar por él. No son solo personas extraordinarias. Son personas que demuestran que ciertos cambios y actitudes pueden ayudarnos a ser mejores. Nos muestran un modelo a seguir. Y eso es precisamente lo que hizo Steve Jobs, crear un modelo a seguir bajo dos sencillas palabras: «Estad hambrientos, estad alocados».


Los doce legados de Steve Jobs


Según Mario Escobar, son éstos:


 1. Legado primero: haz lo que te apasiona . Seamos apasionados, como Steve Jobs nos invita a hacerlo en su discurso de la Universidad de Stanford: «la única forma de hacer bien un trabajo es amando lo que haces. Si todavía no lo has encontrado, sigue buscando, no desesperes. Como en el amor, sabrás cuándo lo has encontrado».


 2. Legado segundo: sigue tu intuición . La intuición es algo muy desprestigiado en un mundo tecnifi cado y racionalista, pero sigue siendo la base de la creatividad y la pasión por las cosas que haces. Lo importante es enriquecernos como personas y enriquecer a los que nos rodean.


Si haces las cosas que te atraen, después te serán útiles para eso a lo que estás destinado en la vida.


 3. Legado tercero: investiga y observa a tu alrededor . A veces estamos tan preocupados por lo que nos sucede que se nos escapa lo que tenemos alrededor. Mira cómo lo hacen los otros, aprende con humildad de sus aciertos y errores. No te creas mejor que nadie, pero sé el mejor en todo lo que emprendas.


 4. Legado cuarto: rodéate de los mejores . Tus amigos te enriquecen tremendamente. Te mejoran como persona. Tu equipo ha de ser excelente. La gente tóxica termina escapando de tu vida, los que no son capaces de alegrarse con tus logros ni de entristecerse con tus penas no son dignos de ti.


 5. Legado quinto: seduce a los que te rodean . Cautivemos con nuestra personalidad a los demás, pero no dándonos más importancia de la que tenemos, sino teniendo un sincero interés por el otro.


Seamos lo suficientemente cercanos para ayudar al caído, pero también lejanos para que nos puedan ver en nuestra verdadera dimensión. Atraigamos la voluntad de los demás con los lazos de la convicción y el ejemplo.


 6. Legado sexto: hagámoslo lo mejor que sepamos . Este legado es uno de los más difíciles de comprender y realizar. Normalmente tenemos demasiada prisa, poco tiempo y no nos paramos a hacer las cosas lo mejor que sabemos. Seamos fi eles a nosotros mismos. No dejemos nunca nada a medias; debemos persistir y esperar el resultado final. Debemos continuar con lo que hacemos aunque emocionalmente sintamos que no es lo suficientemente bueno.


 7. Legado séptimo: aprender del fracaso . El fracaso es el mejor amigo de la humildad y de la disciplina. Principios fáciles no suelen terminar en fi nales excelentes. En palabras de Steve Jobs: «la pesadez de tener éxito quedó remplazada por la iluminación de ser un principiante otra vez. Me liberó y entré en una de las etapas más creativas de mi vida».


 8. Legado octavo: arriésgate . La vida es riego y sin él no merece la pena existir. Haz lo que otros sueñan, convierte tus ideas en realidad y disfruta en el proceso.


 9. Legado noveno: comienza en pequeño, piensa en grande . No te preocupes de demasiadas cosas a la vez. Toma un puñado de objetivos simples para comenzar y luego ve progresando hacia otros más complejos. No pienses solo en el mañana, sino también en el futuro.


 10. Legado décimo: tu momento es ahora . La capacidad de cambiar las cosas que tenemos es infi nita. No podemos esperar vientos favorables, situaciones ideales o apoyos inmediatos. Comienza hoy.


 11. Legado undécimo: innova, eso marcará tu diferencial con el resto . El secreto para tener éxito es innovar. Según Jobs, el que innova es el líder y pone las reglas.


 12. Legado duodécimo: estad hambrientos, estad alocados . Toda la filosofía de Job se resume en estas dos frases. Sus principios fundamentales y el enfoque de su negocio están en ellas.


El autor


Mario Escobar es novelista, ensayista y conferenciante. Es licenciado en Historia y diplomado en Estudios Avanzados de Historia Moderna. Ha publicado 15 libros, traducidos a varios idiomas, de los que doce son novelas, dos ensayos y una biografía. Ha cosechado importantes éxitos en países como Rusia, Polonia, Estados Unidos y México. Ha sido fundador de la revista Historia para el Debate, director del programa de radio BestSeller Español y durante 15 años director del departamento de Promoción de una ONG. En la actualidad se dedica en exclusiva a la escritura y a impartir talleres y conferencias. Es Consejero de Cultura del Consejo Evangélico de Madrid.


(Fuente: Protestante Digital)


 


 
 
  • NOMBRE Daniel
    DESCRIPCION Exelente nota que es muy útil ,creo, no solo en la profesión, si no también aplicada a la Vida, acompañando a las leyes Cristianas

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación