Pasando la voz

Yo Creo se renueva, no solo su diseño sino también su fervor y compromiso por llevar a Dios a la vida cotidiana de muchos hombres y mujeres.

 
Pasando la voz
A partir de hoy, Yo Creo comienza a transformarse en aquel sueño original que teníamos cuando nos propusimos crear esta plataforma de comunicación para que todo aquel que quisiera encontrar ayuda espiritual para su vida cotidiana, pudiera hacerlo, con solo hacer un click.

Yo Creo viene creciendo sostenidamente en visitas diarias y en recomendaciones de amigos que están convencidos de lo bueno de la existencia de un medio de comunicación que hable de Dios, y que nos arrime el hombro en nuestro trabajo, en nuestras responsabilidades, en nuestro día a día.

Vamos a continuar laburando mucho el contenido, con fotografías profesionales y, en poco tiempo, les presentaremos una de las más importantes librerías de espiritualidad con recomendaciones para niños, adolescentes, padres, profesionales. Queremos que Yo Creo sea una herramienta amigable para que todos podamos aprender de la Fe de nuestros hermanos, respetándonos y uniéndonos como hijos de un mismo Padre.

La mejor manera que tienen de ayudarnos no es con dinero, sino “pasando la voz”. Para que Yo Creo siga creciendo y se transforme, progresivamente, en una gran comunidad.

Estamos seguros que así será. Porque contamos con la mejor ayuda, la mejor mirada, la mejor voz. La voz de Dios. 

O.M. © Yo Creo
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación