Proteger la tierra, ennoblecer la humanidad

Cumbre en el Vaticano sobre el cambio climático organizado por la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, junto organizaciones mundiales.

 
Proteger la tierra, ennoblecer la humanidad

Una cumbre para consolidar un consenso global contra los cambios climáticos en el contexto de un desarrollo sostenible, se realiza este martes en el Vaticano, organizado por la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, junto con Religions for Peace y United Nations Sustainable Development Solutions Network.


El seminario que se titula “Proteger la tierra, ennoblecer la humanidad. Las dimensiones morales de los cambios climáticos y de la humanidad sostenible”, contó con la presencia del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon; de la reina Silvia de Suecia; del presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, el cardenal Peter Turkson; del presidente italiano Sergio Matarella; del presidente de Ecuador, Rafael Correa Delgado; y de diversas autoridades y especialistas relacionados con el tema.

Antes del inicio de la reunión plenaria, el Santo Padre pasó por la Casina Pío IV, donde saludó a Ban Ki-moon, en un encuentro de aproximadamente media hora. Hacia el medio día, también recibió al presidente Rafael Correa, en el estudio del Aula Pablo VI, poco distante del lugar de la cumbre.


Ban Ki-moon se dirigió a los presentes en el auditorio, ubicado en la Casina Pío IV, sede de la Academia de las Ciencias, precisando que acababa de tener un saludo privado con el papa Francisco en el que se registró “una fructífera y amplia conversación”. En la misma “elogié a su Santidad, así como a todos los líderes religiosos y científicos aquí presentes, para profundizar los conocimientos sobre la urgente necesidad que tenemos de promover un desarrollo sostenible y orientación del clima”. Recordó también que “el cambio climático está intrínsecamente unido a la salud pública, alimentos, seguridad del agua, migración, paz y seguridad”.


“El cambio climático global tiene efectos adversos para varios aspectos de nuestra civilización y tiene que ser materia de preocupación para todas las religiones del mundo”, indicó la Pontificia Academia de las Ciencias en un comunicado. En particular porque “afecta cada vez más a las poblaciones pobres”. Por este motivo desea “que tome la debida importancia y dimensión moral, para poder proteger el clima adelantándose a la encíclica papal sobre el cambio climático y desarrollo sostenible, desde el 2015 hacia el futuro”. En particular "la conexión entre ambiente y el respeto de las personas, especialmente los pobres, excluidos, víctimas del tráfico humano y esclavitudes modernas, niños y futuras generaciones”.


(Fuente: ZENIT / Autor: H. Sergio Mora / Adaptado para YO CREO)


 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación