Repusieron el pesebre y el árbol de Navidad de Plaza de Mayo

Habían sido quemados durante una menifestación el pasado martes.

 
Repusieron el pesebre y el árbol de Navidad de Plaza de Mayo

El obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Eduardo García, bendijo ayer el nuevo pesebre y el árbol de Navidad, repuestos en la Plaza de Mayo tras ser incendiado y destruido por un grupo de personas que participaba el pasado 20 de diciembre de una manifestación por el décimo aniversario de la caída del presidente Fernando de la Rúa.

“Que este pesebre sea signo de paz y unidad”, pidió el prelado durante un acto al que asistieron el rector de la catedral metropolitana, presbítero Alejandro Russo; la vicejefa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli, y otros funcionarios porteños.

Las imágenes de San José, la Virgen María y el Niño Dios fueron cedidas por el arzobispado de Buenos Aires.

Santilli repudió el “horrible episodio” de la quema de estos símbolos de paz y armonía, y agradeció a las empresas, jóvenes militantes y artistas plásticos que colaboraron en la reconstrucción del árbol de Navidad con “costo cero” para la administración porteña.

En tanto, Vidal destacó que se hayan recuperado el pesebre y el árbol navideño después de la “tristeza que sentimos" y consideró que este acto de reparación es "la contracara de la violencia injustificable y del sinsentido”.

Las imágenes originales del pesebre habían sido bendecidas también por monseñor García el viernes 16 de diciembre. Aquel nacimiento había sido realizado por ex alumnas del colegio María Auxiliadora junto a la artista plástica Vezna Polianec y el arquitecto Luis Brusco.


REPUDIO DE LA DAIA

La DAIA expresó su “categórico repudio” por el incendio y destrucción del árbol de Navidad de la Plaza de Mayo.

“Este hecho incalificable constituye una afrenta a un símbolo de la grey cristiana, representativo del espíritu de paz y armonía que las fiestas encarnan; paz y armonía que quienes no dudaron en destruirlo seguramente no comparten”, subrayó el comunicado.

La DAIA insistió en manifestar su solidaridad “a los hermanos cristianos ante este agravio y reafirma sus principios permanentes de respeto a los símbolos de todos los credos, de fortalecer los valores de promoción de la diversidad y la armónica convivencia de todos quienes conformamos el mosaico multicolor del tejido social argentino”.

Fuente AICA

 

 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación