Ruegan salvar la vida de un niño por nacer en El Calafate

Una vida en riesgo por el absurdo fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el marco del protocolo de “abortos no punibles”.

 
Ruegan salvar la vida de un niño por nacer en El Calafate

La organización “Para Hacerse Oír-Hablemos Claro” dirigió sendas cartas al Juez de Instrucción doctor Carlos Navarrete, al director del hospital de El Calafate, y al Ministro de Salud, doctor Daniel Jorge Peralta, en la provincia de Santa Cruz, a propósito de la adolescente embarazada tras sufrir una violación y a la cual, por orden judicial, se le practicaría un aborto, en el marco del protocolo de abortos “no punibles” y del reciente y controvertido fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre el tema.


Conviene destacar que dicho fallo, como también la determinación del Juez, no toman en consideración una realidad incontestable, reafirmada por la Academia Nacional de Medicina: la existencia de vida humana desde la concepción es un hecho científico con demostración experimental y no se trata de un argumento metafísico o de una hipótesis teológica. (Declaración sobre el aborto provocado, aprobada por el Plenario Académico en su Sesión Privada del 28 de julio de 2004).


Es la razón por la cual, afirma el comunicado de “Para Hacerse Oír”, firmado por su director Martín Viano, se puede sustentar con toda razón que no existe acto de mayor discriminación ni de mayor violencia que decidir quién nace y quién no.


La organización también solicita a las autoridades competentes que reflexionen respecto de las consecuencias que la práctica del aborto tendrá para la salud física y psicológica de la adolescente si fuera sometida a la experiencia más deshumanizante y traumática que se pueda sufrir –el asesinato de su hijo dentro de su propio vientre- que se sumará al terrible trauma anterior de la aberrante violación.


Por todas estas razones, Para Hacerse Oír-Hablemos Claro solicita a los poderes públicos de Santa Cruz que rectifiquen su conducta y ordenen medidas a favor de la vida y no de la muerte, disponiendo que sea protegida la madre y el hijo por nacer (nótese bien, dos sujetos de derecho) de manera integral, con todos los recursos en el área físicopsicológica, así como social y económica, como también trabajando el vínculo madre-hijo desde un inicio y, en los casos extremos en que este vínculo no se pueda dar, favoreciendo la adopción, pero nunca la muerte de un niño inocente.


(Fuente: AICA)


 


 


 
 
  • Martín Viano
    Desde Buenos Aires, Argentina, Tal como estaba previsto, un gran número de personas, en su mayoría católicos autoconvocados a través de las redes sociales, se concentraron el jueves 2 de Julio frente al Congreso de la Nación y a las legislaturas provinciales para manifestarse a favor de la vida del niño por nacer y la institución de la Familia. En particular, contra la ampliación de las causales para practicar el denominado "aborto no punible" tras en rechazo a las modificaciones al protocolo para abortos “no punibles”, tras la actualización del Protocolo del aborto no punible por parte del Ministerio de Salud de la Nación. En la ciudad de Buenos Aires numerosos grupos "pro-vida" -acompañados por gran número de adherentes y argentinos que respondieron a la convocatoria- se dieron cita frente al Congreso de la Nación, en cuyas rejas podía verse carteles que aludían a la existencia de vida humana desde el primer instante de la concepción y al hecho de que el aborto "no punible" como lo prevé el Protocolo -en sí mismo- constituye pura y simplemente un atentado contra la vida de quien no tiene la culpa de como fe concebido. Simultáneamente con la marcha en Buenos Aires, hubo manifestaciones frente a las sedes legislativas de las provincias de Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Catamarca, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Corrientes, San Juan, San Luis, Neuquén, Formosa, Chaco, Misiones, Entre Ríos, La Pampa, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y La Rioja. Ver in www.hacerseoir.org

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación