Votemos por la Vida

Una solicitada publicada en la provincia de San Juan llama a la reflexión a la hora de ir a las urnas. Un mensaje válido para todos.

 
Votemos por la Vida

     Dentro de poco tiempo tendremos en la Provincia las elecciones primarias y luego las generales, se trata de un tiempo privilegiado para ejercitar nuestra responsabilidad ciudadana por medio del voto.


  Valoramos esta instancia participativa que nos compromete a todos los ciudadanos y nos cuestionamos sobre nuestro real compromiso en esta instancia decisiva de nuestra vida social y política.

     Nuestro compromiso con el Bien Común también se juega en cada elección.

    Cuando uno vota y elige autoridades de alguna manera va moldeando un proyecto de Nación, siempre inconcluso, pero indispensable si queremos madurar y forjar una patria grande, en la que reinen la justicia, la libertad y el bienestar de todos los habitantes.

     Es indiscutible que a lo largo de estos años se han dado pasos gigantes en la promoción, respeto y defensa de los derechos humanos, pero aún debemos avanzar en su concepción integral, que abarque a la persona humana en todas sus dimensiones, para igualar el acceso a los derechos, a los niños por nacer, a los ya nacidos.

     Queremos hacer un llamado para que SAN JUAN SEA UN PUEBLO PARA LA VIDA y anhelamos sumar a todos en esta mirada.

  Por eso al votar deberíamos cuestionarnos ¿qué voto, cuando voto? ¿Qué propuestas?, ¿qué personas?, ¿qué trayectorias? No sólo qué se propone sino también quién lo propone, de dónde viene, qué ha defendido y qué defiende, qué ha hecho hasta ahora y qué es lo que razonablemente puede esperarse de él o de ella al contemplar sus itinerarios previos.

     Nuestro pueblo no anda a la deriva, tiene un rumbo. Sabe que el Bien Común se fundamenta en el derecho a la vida. Quienes tenemos alguna responsabilidad dirigencial debemos saber reconocer el horizonte y colaborar en el diseño del mapa para la marcha. No podemos entretenernos en rodeos y vueltas que hacen perder el tiempo y las fuerzas.

    En el reconocimiento de este derecho se sustenta la convivencia humana y se fortalece la misma comunidad política.

     Asimismo alentamos a todos los que trabajan al servicio de la familia y de la vida a no bajar los brazos, a reafirmar la dignidad y vocación del servicio constructivo, también con la ejemplaridad en la vida pública y ciudadana.

 

Organización Compromiso por la Familia y la Niñez

Fuente AICA
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación