40 dìas de Ayuno y Oración por Argentina: La Injusticia

La justicia es un don de Dios y responsabilidad de los hombres. en cuanto a su cuidado y crecimiento. Los desafías para nuestro país.

 
40 dìas de Ayuno y Oración por Argentina: La Injusticia

Lectura: Colosenses 3:25


El que hace el mal pagará por su propia maldad, y en esto no hay favoritismos.-- Colosenses 3:25

La injusticia es una acción contraria a la justicia. Se identifica sin normas morales ni de conducta. Está lejos de la verdad y de los corazones que temen a Dios. No hay allí fe sincera ni devoción.

¿Acaso podremos frenar la injusticia? ¿Ha escuchado Dios el clamor por justicia en nuestro país? ¿Se ha olvidado Dios de nosotros? ¿Por qué Dios permite estas cosas? Estos y otros más son los interrogantes del hombre, sin embargo, aquellos que claman por justicia son los que dicen que un Dios tan bueno no puede mandar a nadie al infierno. A muchos no les gusta ver la violencia e injusticia, pero tampoco les gusta el juicio y justicia divina.

Un profesor retó a sus alumnos con varias preguntas: ¿Dios creó todo lo que existe? Si - respondió un estudiante.

El profesor contesto: si Dios creó todo entonces hizo el mal y eso explica que Dios es malo. El estudiante calló y el profesor se jactaba una vez más que la fe cristiana era un mito.

Otro estudiante se levantó y le preguntó: Señor, ¿existe el frío? Por supuesto respondió el profesor, ¿acaso no has tenido frío? El joven respondió: de hecho el frío no existe. Según las leyes de la física, lo que se considera frío, es en realidad ausencia de calor. Se ha creado ese término para describir cómo nos sentimos si no tenemos calor y, profesor: ¿existe la oscuridad? Respondió el profesor: por supuesto.

El estudiante contestó: nuevamente se equivoca señor. La oscuridad tampoco existe. La oscuridad es en realidad ausencia de luz. Finalmente el joven pregunto al profesor: Señor, ¿existe el mal? A lo que el profesor contestó: por supuesto, violencia y crímenes, son cosas del mal. A lo que estudiante respondió: el mal no existe por sí mismo, es la ausencia de Dios, al igual que los casos anteriores; el frío es la ausencia del calor o la oscuridad cuando

no hay luz.

El profesor se quedó callado. El nombre del joven era Albert Einstein.

La observación sobre nuestro tema es: la injusticia existe por la falta de justicia. En contraste con la injusticia humana se yergue la justicia de Dios. Esta justicia es anunciada por Jesús como un don para aquellos a quienes se concede el Reino de Dios. En Mateo 5:6, el mensaje del Señor es: “tengan paciencia”, pues será Él quien pondrá fin y habrá de desbaratar este triste escenario de la injusticia social.

No es nuestra responsabilidad lidiar por medio del caos y la violencia para cambiar el sistema; porque sabemos que quien pondrá orden y justicia es el Señor Jesucristo cuando regrese a la tierra.

A nosotros los cristianos nos corresponde poner nuestras fuerzas en predicar el evangelio y proclamar todo el consejo de Dios.

APLICACION PRACTICA

Tengamos un momento especial de oración por aquellos que son víctimas de la injusticia social.

MOTIVOS DE ORACION

1. Señor, que pueda tomar conciencia de cual es mi responsabilidad frente a la injusticia.

2. Señor, que como Iglesia podamos hacerle frente a la injusticia con la paz y el amor de Dios.

3. Señor, que la sociedad entienda que solo la justicia de Dios puede detener la injusticia humana.
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación