40 días de Ayuno y Oración por Argentina: Familia

Los conciudadanos de Jesús lo rechazaron y hasta quisieron lincharlo. Hoy se busca desterrar a la familia cristiana de la vida social. La esperanza a la luz de la Palabra.

 
40 días de Ayuno y Oración por Argentina: Familia

Lectura: Lucas 4:30


Pero él pasó por en medio de ellos y se fue. -- Lucas 4:30

Hoy, la familia cristiana se ve amenazada por situaciones agresivas y violentas que buscan disociarla. La creciente deshumanización hace que las instituciones se atomicen y en consecuencia las familias debemos transitar en medio de situaciones degradantes, derivadas del ultraje de las normas sociales.


El marcado rechazo a los valores absolutos de Dios, lleva a las personas a vivir desaprensivamente, como si fuese éste un nuevo paradigma de la libertad de estos tiempos. El apóstol Pablo decía que como ellos no habían tenido en cuenta a Dios, sus vidas se veían expuestas a todo tipo de desviaciones (Romanos 1:18-32).

¡Gracias a Dios por su amor a la humanidad! ¡Gracias a Dios por el poder del evangelio en nuestras vidas!

El pasaje de Lucas 4:16-30 nos muestra a Jesús en su ciudad, en su sinagoga, entre sus conocidos, compartiendo las Escrituras y mostrándose como el cumplimiento de ellas. Todo eso lo llevó a una situación de violencia tal que tuvo que irse; estaba al principio de su ministerio y había mucho por hacer.

Hoy, nos parece ver a muchos hombres y mujeres de Dios en situaciones similares a la del relato. Cada vez que exponemos las Escrituras respecto a los grandes temas sociales en nuestras ciudades, en nuestros lugares comunes, viene sobre nosotros y sobre la Iglesia, una serie de acusaciones y objeciones que pretenden sacarnos del Camino.

En estas situaciones, más que nunca, las familias de Dios debemos perseverar en el Espíritu de aquel que supo exponer la Palabra, pasar por entre medio de los agresivos y continuar el ministerio de reconciliación sin demoras. Hay muchas personas que buscan, sin saber quién es Jesús.


APLICACION PRACTICA

Establezcan un día para tener una meditación familiar. Si no es habitual, no “asuste” a sus hijos hablándole de un culto o queriendo copiar los momentos del encuentro en el templo, no los obligue. Simplemente reúnanse, tomen tiempo para compartir los sentires de cada uno, compartan una breve porción de la Palabra y oren.

MOTIVOS DE ORACION

1. Señor, que mi familia pueda alcanzar un mayor conocimiento de tu persona y de las Escrituras.

2. Señor, que mi familia sea un ejemplo para quienes nos rodean y sean atraídos a ti por medio de este testimonio.

3. Señor, que se venga un nuevo tiempo sobre las familias de Argentina, un tiempo de unidad, amor y reconciliación.

 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación