Amables y hospitalarios

Hay gestos universales, virtudes humanas que los cristianos están llamados a vivir como una manera de expresar amor y gratitud a Dios. Por el Pastor Osvaldo Carnival.

 
Amables y hospitalarios

Lectura: Hebreos 13:1-6


Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso. —Lucas 6:36

 

Cuando el espacio aéreo en los Estados Unidos se cerró después del ataque del 11 de septiembre de 2001, los aviones tenían que aterrizar en el aeropuerto más cercano que se pudiera. Casi 40 aeronaves aterrizaron en Gander, Newfoundland.

De pronto, esta pequeña comunidad canadiense casi duplicó su tamaño cuando llegaron miles de pasajeros horrorizados. Las familias ofrecieron sus hogares y los funcionarios convirtieron las escuelas, los hoteles, las iglesias y los auditorios en lugares para hospedarse. Los pasajeros que no podían volver a su casa quedaron pasmados ante la generosidad y amabilidad de la gente.

Los habitantes de Gander demostraron la clase de amor que se describe en Hebreos 13: «No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles» (v. 2). Es probable que esto se refiriera a Abraham cuando agasajó a los tres varones que fueron a decirle que pronto tendría un hijo (Génesis 18:1-16). Dos de esos «varones» eran ángeles, y uno era el Ángel del Señor.

El comentarista bíblico F. F. Bruce dice de Abraham: «Entre los judíos, Abraham se destacó por su hospitalidad como así también por sus otras virtudes; un verdadero hijo de Abraham también debe ser hospitalario».

Dios llama a los creyentes a demostrar su amor y gratitud hacia Él mediante sus buenas obras de hospitalidad y compasión. ¿Cómo responderás hoy a Su llamado?.

 

EL AMOR COMO EL DE CRISTO SE VE EN LAS BUENAS OBRAS
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación