El silencio de Dios...

Breve meditación de Emilio Rodríguez Ascurra para este Sábado Santo

 
El silencio de Dios...

El Dios del silencio nos invita a la reconciliación. Una mujer está desconcertada desde el comienzo, ahora sufre, el dolor traspasa su corazón, aún así sabe que lo que parecía suyo en realidad no lo es, sabe que su sufrimiento es causa de alegría para muchos, de reconciliación; María, la Reina de la Paz, acompaña a Jesús a cada paso, lo ve crecer, lo escucha predicar, lo ve sufrir, y muerto descansa en su regazo, luego será testigo de su resurrección, nosotros somos testigos de su amor abnegado hasta el final y a ella recurrimos como camino para transitar este itinerario pascual, pues su vida, su Sí absoluto son el camino trazado en el mapa de ruta de nuestro peregrinar cristiano.

 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación