Evangelizar al hombre poscristiano

Predicación del Padre Cantalamessa en presencia de Benedicto XVI.

 
Evangelizar al hombre poscristiano

El padre Raniero Cantalamessa concluyó sus reflexiones sobre la evangelización. Se preguntó: “¿quién es el destinatario de la nueva evangelización?" Y afirmó que la respuesta es: “El mundo occidental secularizado y en cierto modo poscristiano”“Muchos países de antigua tradición cristiana, se volvieron refractarios al mensaje evangélico”, sostuvo el predicador.


Al respecto consideró que la inmensa riqueza de la doctrina y de las instituciones de la Iglesia, puede llegar a ser una desventaja si tratamos de presentarnos con ella al hombre que perdió todo contacto con la Iglesia y ya no sabe quién es Jesús. 

Es necesario ayudar a este hombre –prosiguió– a establecer una relación con Jesús. Hacer con él lo que Pedro hizo el día de Pentecostés con las tres mil personas presentes: hablarles de Jesús, a quien han crucificado y a quien Dios resucitó. 

Hay que llevar al hombre al punto en que también él, tocado en su corazón, se pregunte: “¿Qué tenemos que hacer?” y nosotros responderemos, como respondió Pedro: “Arrepiéntanse, háganse bautizar, si no lo hicieron aún, o confiésense si ya están bautizados”

Entonces, quienes responderán al anuncio se unirán, como entonces, a la comunidad de los creyentes, escucharán la enseñanza de los apóstoles y participarán en la fracción del pan; y según la llamada de cada a uno, podrán hacer poco a poco lo propio, porque “no se acepta a Jesús por la palabra de la iglesia, sino que acepta a la Iglesia por la palabra de Jesús”

Como ejemplo se refirió al célebre cuadro del pintor noruego Edvard Munch, titulado “El grito”. Un hombre sobre un puente, con un fondo rojizo, y las manos en torno a la boca abierta que emite un grito que, se comprende inmediatamente, es un grito de angustia, un grito vacío, sin palabras. 

Una eficaz descripción de la situación en que vive el hombre moderno que, habiendo olvidado el grito lleno de contenido que es el kerygma (anuncio de la Buena Noticia), se encuentra con que debe gritar al vacío su propia angustia existencial.

El Predicador de la Casa Pontificia también recordó que la primera evangelización comienza entre las paredes domésticas. Y concluyó que Cristo nace hoy porque verdaderamente nace para mí en el momento en que reconozco y creo en el misterio. Porque como dijo Orígenes “¿de qué me sirve a mí que Cristo haya nacido una vez en Belén de María, si no nace de nuevo por la fe en mi corazón?”

Hagamos nuestra la invocación elegida por el Santo Padre para sus felicitaciones navideñas de este año y con él, con todo el anhelo del corazón, digamos: “¡Ven a salvarnos, ven Señor y sálvanos!”.

Fuente AICA (Adaptaión)
 
 
  • Edgardo Dean
    TODO ALEJAMIENTO DE DIOS PRODUCE UN VACIO PROFUNDO EN NUESTRO INTERIOR Y SE REFLEJA EN NUESTRO ROSTRO DE DESILUSIONADOS, VACIOS Y DESESPERADOS A PESAR DE QUE QUEREMOS APARENTAR UNA SEGURIDAD INEXISTENTE.
  • NOMBREmonica
    si pudiera hacer un regalo esta navidad ,regalaria fè a todos.YO SI ESTOY VIVA ,ES POR LA FÈ QUE ME DA FUERZA Y ESPERANZA PARA SEGUIR LA LUCHA DIARIA CONTRA NOSOTROS MISMOS,VACIANDONOS DE NUESTRO EGO PARA HACERLE LUGAR AL NIÑO JESUS EN NUESTRO CORAZON.DIOS NOS AMÒ HASTA EL FIN ,QUEDANDOSE CON NOSTROS EN LA EUCARISTIA PARA DARNOS LA FUERZA Y LA GRACIA Q NECESITAMOS PARA RECORRER ESTE CAMINO .LO MEJOR Q NOS PUEDE PASAR ES CONVERTIRNOS!!!!!!!

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación