Los peligros de acostumbrarse

La rutina tambièn ataca la vida espiritual. Por el Pastor Osvaldo Carnival.

 
Los peligros de acostumbrarse

Lectura: 2 Pedro 1:2-11



"Si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán […] sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo." —2 Pedro 1:8



Hace poco, durante un viaje, me senté cerca de una madre cuyo hijo volaba por primera vez en avión. Cuando la nave despegó, él dijo: «¡Mamá, mira qué alto que estamos! ¡Y todo se achica cada vez más!». Unos minutos después, exclamó: «¿Eso que está ahí son nubes? ¿Qué hacen debajo de nosotros?». A medida que pasaba el tiempo, otros pasajeros leían, dormitaban y bajaban las persianas para ver la película que se proyectaba a bordo. Sin embargo, este muchachito seguía pegado a la ventanilla, absorto ante la maravilla de todo lo que veía.

Los «viajeros experimentados» en la vida espiritual pueden correr el tremendo peligro de perder la capacidad de maravillarse. Los pasajes escriturales que antes nos estremecían quizá se tornen más conocidos y académicos. Podemos caer en el letargo de orar con la mente, pero sin el corazón.

Pedro instó a los primeros seguidores de Cristo a seguir creciendo en la fe, la virtud, el conocimiento, el dominio propio, la paciencia, la piedad, el afecto fraternal y el amor (2 Pedro 1:5-7). Dijo: «… si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo» (v. 8). Sin ellas, podemos perder la visión y olvidar la maravilla de haber sido limpiados de nuestros pecados (v. 9). Que Dios nos conceda toda Su gracia para seguir maravillándonos cada vez más al conocerlo a Él.




CRECER CONTINUAMENTE EN CRISTO ES EL RESULTADO DE CONOCERLO CON MÁS PROFUNDIDAD

 
 
  • NOMBRE Aldo Omar MESKE
    DESCRIPCION Muy buena nota. Me ha pasado muchas veces de rezar en forma "automática", perdiéndome la riqueza de la oración. Gracias.
  • pablo sanchez
    DESCRIPCION ESTE PASAJE ME RECUERDA EN EL MOMENTO DEL EVANGELIO DONDE HAY QUE ORAR SIN DESANIMARSE,O EN LA PARTE DONDE ENSEÑA A REZAR CUANDO NOS DICE NO SEAMOS COMO LOS FARISEOS O PUBLICANOS SINO NOS ACOSTUMBREMOS SIEMPRE A DECIR GRACIAS AUNQUE NO RESULTE LO PEDIDO,ES LO QUE NOS TOCA VIVIR.
  • María Inés
    Haber experimentado la herida del hielo del dolor que me llevó a reconocer mi profunda soledad existencial - en la cual sentí la muerte muy cercana - permitió que supiera que el Unico que llegaba a mi corazón para consolarlo y fortalecerlo era Jesús. Fue cuando me di cuenta..... lo amada que era y volví a nacer . Comencé a experimentar una vida nueva en mi en la cual el otro, mi hermano, era parte de mi. Su realización era la mía. Hasta el más pequeño gesto de reconocimiento el cuidado de la vida. Vivir la palabra la garantía de ser fiel Una vida nueva, un corazón nuevo .....que me ha permitido ver todo de un modo nuevo. Aprendí a ser como el niño que mira desde el avión la novedad ....en mi caso la de la vida, ya que El está ahí. A veces escondido detrás de alguna nube ..... pero siempre está. Es cierto que para iniciar ésta aventura ..... necesité sanar a mi niña .....reconocerla, aprender a convivir con ella y permitirle que ella juegue con El, se entregue confiada a sus brazos y lo siga sin condicionamientos..... y hasta las más pequeñas cosas de la vida se transforman maravillosamente .... Como adultos somos maduros para encontrar el equilibrio entre los tiempos ' Cronos' y ' Kairós' y las acciones que corresponden a cada una de las frecuencias del tiempo en el que se desarrolla nuestra vida adulta. Un criterio que encontré para vivir la palabra ' Si no se hacen como estos niños...'

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación