Nuestro carácter revela lo que somos

"El árbol se conoce por sus frutos", dice el Señor. Reflexión del Pastor Osvaldo Carnival.

 
Nuestro carácter revela lo que somos

Lectura: Job 1:13-22



Hubo… un varón llamado Job; y era este hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal. —Job 1:1



Al parecer, los jóvenes chinos están empezando a olvidar cómo escribir los caracteres que componen la hermosa caligrafía de su idioma tradicional. Algunos denominan este fenómeno «amnesia de carácter». El extendido uso de computadoras y de teléfonos móviles suele significar que se descuida la escritura y que algunos ya no pueden recordar los caracteres que aprendieron en la niñez. Un joven dijo: «La gente ya no escribe más a mano, excepto el nombre y la dirección».

Algunas personas parecen tener una clase diferente de «amnesia de carácter». Cuando enfrentan un dilema, parecen «olvidarse» de cuál es el proceder correcto y, en su lugar, escogen la salida más fácil.

Dios dijo que Job era «hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal» (Job 1:8). Permitió que Satanás le quitara todo lo que tenía: hijos, riqueza y salud. Sin embargo, a pesar de esas circunstancias que le desgarraron el corazón, Job se negó a maldecir a Dios. «En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno» (v. 22). Satanás había contradicho la afirmación del Señor respecto al carácter impecable de Job, pero se comprobó que estaba equivocado. ¿Amnesia de carácter? No. El carácter es lo que somos; no es algo que «olvidamos». Los que pierden el carácter lo hacen a propósito.


CUANDO LA RIQUEZA SE VA, SE PIERDE POCO; CUANDO SE VA LA SALUD, ALGO; PERO SI SE VA EL CARÁCTER, ¡TODO ESTÁ PERDIDO!

 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación