Qué es la Liturgia (II)

Segunda parte de la catequesis sobre el culto de Cristo y la Iglesia. Por Nelson Javier Ortega.

 
Qué es la Liturgia (II)
COMO LA LITURGIA ACTUALIZA LA SALVACIÓN

La Liturgia nos ofrece la salvación de medio de signos visibles. Estos signos visibles, que llamamos sacramentos, contienen la salvación que Cristo consiguió. Estos signos son eficaces pues actúan realmente como canales de la Gracia de Dios a los hombres.

La Liturgia no repite los hechos históricos del pasado tal como sucedieron. Es decir, ahora Jesús no es crucificado de nuevo ni derrama su sangre. La Liturgia actúa por medio de símbolos y signos. Éstos son como el vehículo por donde fluye la corriente de salvación hacia la humanidad. Lo visible (las palabras, gestos, cosas) nos unen con lo invisible (la salvación)

La salvación de Jesús es única, irrepetible y universal. La Liturgia es el medio por el que se distribuye esa salvación al pueblo creyente de todo tiempo y lugar, por medio de los sacramentos. Es la memoria viva y actualizada de la obra de Jesús que nos pone delante de la salvación y así esta salvación se hace historia para llegar a la realidad concreta de cada persona.

COMO DEBE SER LA PARTICIPACIÓN EN LA LITURGIA

La participación en la Liturgia ha de ser: 

Externa: hay participación externa cuando todo el cuerpo manifiesta con sus posturas, voz y gestos la adhesión interna a la celebración.

Interna: compromete a todo el interior de la persona: mente, corazón, voluntad, conciencia para acoger y responder a la salvación que llega en la celebración.

Consciente: cuando la persona que participa sigue con su conciencia y capta con su reflexión los momentos y el sentido de la celebración litúrgica.

Activa: el fiel ha de participar no solo con su interioridad, sino también con su acción, según el servicio o ministerio que desempeña en la asamblea.

Piadosa: la asamblea celebra el encuentro redentor con el misterio pascual que nos constituye y recuerda la condición de hijos de Dios.

Ferviente: motivada por la fe en la Trinidad y por la caridad hacia los hermanos de la asamblea y hacia los demás ausentes.

Plena: integral, total, de cuerpo y espíritu, del momento actual, haciendo memoria de la historia de la salvación, que se renueva en la Liturgia.

Personal: cada fiel presente ha de ser el actor que interviene según los diferentes ministerios asignados.

Comunitaria: los fieles no celebran aisladamente, ni solitariamente. Forman comunidad y como pequeña Iglesia reunida ofrecen el culto al Señor y reciben la salvación. 

Fructuosa: al vivir y celebrar así la Liturgia, necesariamente la asamblea recibe el don del Misterio Pascual, que dará sus frutos en la vida concreta de la cada día.

LOS ACTOS LITÚRGICOS

Son actos litúrgicos por excelencia:

- Los sacramentos;

- Los sacramentales;

- El oficio divino.

Entre los sacramentos destacamos principalmente la Santa Misa, por ser el centro de toda la vida cristiana y vértice de todo culto litúrgico, Sacrificio y Sacramento de la Iglesia, Pascua del Señor. Iluminada por el Espíritu Santo, la Iglesia procura penetrar cada día más este misterio eucarístico y  vivirlo más intensamente.

EL SANTO SACRIFICIO DE LA MISA

El sacrificio es definido por los teólogos así: Es la ofrenda que se hace solo a Dios, por medio de un ministro legitimo, de una cosa sensible, destruyéndola o transformándola en otra, para reconocer y dar testimonio del supremo dominio de Dios sobre todas las cosas y expresar nuestro acatamiento.

La Santísima Eucaristía –o Santa Misa- es el mismo sacrificio de la Nueva Alianza celebrado de manera incruenta (es decir, sin sangre) . En este sacrificio Cristo es el sacerdote y la víctima ofrecida, por tanto, de una dignidad infinita. Al celebrar la Santa Misa se actualiza (se hace prsente hoy) el sacrificio cruento de la Cruz. Es decir que la Iglesia, Cuerpo de Cristo unido a Su Cabeza -Cristo mismo-, continua perpetuando en el Altar la inmolación de la Cruz, y ora, adora, suplica, espía, merece y aplica constantemente los efectos de la Redención ya realizada.

Es aquí donde los fieles deben ser instruidos con la Palabra de Dios, deben fortalecerse en la Mesa del Señor, deben dar gracias a Dios, deben aprender a ofrecerse a sí mismos al ofrecer la hostia inmaculada, no solo por manos del sacerdote, sino espiritualmente en comunión con él, y se perfeccionen día a día por Cristo mediador en la unión con Dios y entre sí, para que finalmente Dios sea todo en todos.
 
 
  • Micaela
    Muy completo, además motiva la lectura ya que esta muy bien detallado. Excelente elaboración! se nota el trabajo y esfuerzo
  • Alejandro
    muy bueno, gracias por compartirlo! aprendí mucho con esta nota. =)
  • NOMBRE Gabriela
    DESCRIPCIÓN muy lindo, es muy interesante el tema!! Continua haciendo lo que Dios manda!! Saludos!
  • florencia
    interesante. Me parece que dice lo justo y necesario para tener conocimiento de lo que es la liturgia. saludos
  • JAVIERA
    ESTA MUY BUENO EL ARTICULO, NO SABIA QUE PASABAN TANTAS COSAS IMPORTANTES EN UNA LITURGIA
  • Veronica
    muy reflexivo e interesante, me encanto tu articulo, te felicito!
  • silvina
    TE FELICITO NELSON muy buen tema y muy bien explicado facil de entender....me alegra que puedas escribir algo tan importante que es la Liturgia
  • Monica
    DESCRIPCION Muy bueno la descripción que nos informás sobre la liturgia, seguí informándonos más puesto que muchos católicos como yo no sabemos acerca de los signos y sus significados- Felicitaciones.

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación