‘¡Déjate en paz!’

Que “te dejes en paz” quiere venir a significar que des vuelta algunas páginas de tu vida para siempre.

 
‘¡Déjate en paz!’

Miles de veces. Quizá cientos de miles de veces, si ello fuese posible, hemos escuchado o dicho la frase “¡déjame en paz!”.  Se da, habitualmente, en el contexto de una discusión entre dos o más personas y casi al final, cuando las cartas están echadas y nada hace suponer que saldrá un resultado auspicioso de aquel griterío.


“¡Déjame en paz!” es el reclamo de alguien que no quiere continuar con la confrontación, que quiere terminar la charla. Irse. Alejarse del lugar. Volver a recuperar la tranquilidad y el aliento.



Sin embargo, hace unos días, escuché una frase que me dejó asombrado: “Déjate en paz!”. Pasó del largo al principio, mientras la escuchaba dicha por una esposa a su marido, pero al repetirla, “¡déjate en paz!”, me di cuenta de que no me había equivocado la primera vez al oírla. Había dicho, lo que había oído.



“¡Déjate en paz!”.



¿No alcanzas a escuchar a Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo diciéndote lo mismo alguna vez? Que “te dejes en paz” quiere venir a significar que des vuelta algunas páginas de tu vida para siempre.



Quizá aquél pecado que no logramos olvidar, aún después de haber acudido al sacramento de la penitencia. O aquella pelea que tuvimos con un amigo y que terminó en un perdón a medias. O tu falta –nuestra falta- de Fe, de Esperanza, de Amor frente a las complicaciones propias e inevitables de la vida. O aquel error. O aquel fracaso…



“¡Déjate en paz!” viene a decirnos el Señor cuando hemos puesto todos los medios humanos y sobrenaturales para salir del atolladero y, sin embargo, en apariencia estamos empantanados. “¡Déjate en paz!” viene a decirnos nuestra Madre María cuando nos flagelan los recuerdos ya saldados y aún así no logramos encontrar la serenidad.



“¡Déjate en paz!” viene a decirnos el Padre, porque mi nombre y tu nombre estaban también en los clavos de la Cruz redentora.



Fuente: Yo Creo



 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación