"Rechazar siempre la violencia y resistir la tentación del odio"

Al recordar los atentados del 9/11, el Papa oró por las víctimas de la violencia e hizo un llamado al compromiso por la paz.

 
"Rechazar siempre la violencia y resistir la tentación del odio"

Al presidir ayer el rezo del ángelus dominical, el Papa Benedicto XVI recordó nuevamente los trágicos sucesos del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, y alentó a "rechazar siempre la violencia como solución a los problemas".


El Santo Padre afirmó que "hoy nuestro pensamiento se dirige también al 11 de septiembre de hace diez años""Al recordar al Señor de la Vida, las víctimas de los atentados perpetrados aquel día y a sus familiares, invito a los responsables de las naciones y a los hombres de buena voluntad a rechazar siempre la violencia como solución a los problemas", dijo.

Benedicto XVI también exhortó "a resistir a la tentación del odio y a obrar en la sociedad, inspirándose en los principios de la solidaridad, la justicia y la paz".

El Papa envió ayer una carta al Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Mons. Timothy Dolan, en la que aseguró que "ninguna circunstancia puede justificar actos de terrorismo" y en la que elevó sus oraciones por las víctimas de los atentados.

En la carta el Santo Padre reitera que "toda vida humana es preciosa a los ojos de Dios y ningún esfuerzo debe ahorrarse en el intento por promover en todo el mundo un genuino respeto por los derechos inalienables y la dignidad de los individuos en todo lugar".

LA TRAGEDIA DEL 11 DE SEPTIEMBRE DE 2001 

Como resultado de los atentados murieron unas tres mil personas y otras seis mil resultaron heridas. El lugar en donde estaban los edificios del World Trade Center ha sido rebautizado desde entonces como Zona Cero, adonde llegó el Papa Benedicto XVI en su viaje de abril de 2008, para rezar por las víctimas de estos trágicos sucesos.

Antes de realizar su viaje a Estados Unidos, el Santo Padre había hecho un pedido explícito para que ese momento de oración en la zona del desastre hiciese parte del programa oficial en la visita a este país y a la sede de la ONU en Nueva York.

Una parte de la oración al Señor que el Papa elevó en aquella ocasión decía lo siguiente:

"Te pedimos que por tu bondad 

concedas la luz y la paz eternas

a todos los que murieron aquí-

a los que heroicamente acudieron primero,

nuestros bomberos, policías,

servicios de emergencia y las autoridades del puerto,

y a todos los hombres y mujeres inocentes

que fueron víctimas de esta tragedia

simplemente porque vinieron aquí para cumplir con su deber

el 11 de septiembre de 2001".

Fuente ACI Prensa
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación