“Señor, qué bien estamos aquí”

Comentario del Evangelio del Domingo, por Emilio Rodríguez Ascurra.

 
“Señor, qué bien estamos aquí”

Hay momentos en nuestras vidas en los que sentimos de manera especial la presencia de Dios, el nacimiento de un hijo o un nieto donde se manifiesta el milagro de la vida, el participar en un retiro espiritual, peregrinar hacia un santuario mariano o de algún santo, aunque bien no sea en el marco de un grupo sino en cualquier momento del año. Así es la cuaresma, un tiempo especial de Dios en nuestras vidas, y de nuestras vidas con Dios.


El texto de la Transfiguración que como fiesta celebramos el 06 de agosto, nos es propuesto esta semana para hacer un alto en el camino y poder contemplar lo que vendrá, es decir, que si bien el Señor ha anticipado a sus discípulos que será maltratado y muerto injustamente, la historia no termina allí. La luz de la Resurrección vence las tinieblas de la muerte. Esto es lo que Jesús quiere anticiparles a  Santiago y a Juan al llevarnos a lo alto de una montaña, lugar del encuentro con Dios, como Moisés cuando envuelto en una nube recibe las tablas de la Ley.


Los hijos de Dios anhelan conocer a su Señor (Torre de Babel), pero cualquier esfuerzo humano por sí solo no alcanza. Para los compatriotas que dudaban de la identidad divina de Jesús el Padre revela allí su paternidad: “Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco, escúchenlo”, de allí que luego Jesús pueda afirmar con la misma autoridad que sus hermanos y hermanas son aquellos que lo escuchan y hacen lo que él les dice.


Dios confirma su designio sobre Jesús al tiempo que éste les ordena que “No cuenten a nadie ésta visión” hasta que haya resucitado. Jesús ha resucitado, por eso como discípulos suyos nos vemos motivados a decir al mundo cuánto Dios nos ama, no de manera horizontal: entre nosotros y solo por buenas costumbres, sino por el amor que viene de lo alto, vertical y trascendente, fieles al mandato del Señor de amarnos los unos a los otros como él mismo nos ha amado, y no de otra manera.


(Fuente: EMILIO RODRIGUEZ ASCURRA / contactoconemilio@gmail.com / Twitter: @emilioroz)


 
 
  • NOMBRE Florencia
    me encanto con la sencillez que expreso la resureccion de Jesùs y como al ser encontrados como Hijos Amados por Dios, salimos a contarselos a otro. Feliz Pascua del hombre viejo al hombre nuevo!!!!!!!!!!

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación