El Padrenuestro: una actitud de vida

Comentario del Evangelio del Domingo, por Emilio Rodríguez Ascurra.

 
El Padrenuestro: una actitud de vida

La oración del padrenuestro es un punto clave de nuestra relación con Dios, pues pone en nuestros labios un diálogo directo con el Padre, así quiere Jesús que hablemos con el Padre, que recemos; así la oración es un diálogo filial, sincero, concreto, en el que la frase más fuerte es Padre Nuestro: tratamos a Dios con una cercanía única fruto de la Encarnación, pues nos permite hablar con un Dios que se ha hecho hombre concreto.


El padrenuestro no puede dejarnos inmóviles, toda la oración no es sino un modo de suplicar a Dios aquello que necesitamos al mismo tiempo que una actitud de vida, el cristianismo todo es una actitud de vida y el padrenuestro su máxima expresión. Actitud de vida quiere decir que no quedamos impasibles, sino movilizados de tal forma en nuestro interior por el diálogo con el Padre que añoramos llevar a otros esta Buena Nueva.


El Papa Francisco en su encuentro con los argentinos en la Catedral de Rio de Janeiro, este jueves, ha invitado a llevar a Cristo a todos, especialmente a los extremos de la historia: lo jóvenes y los ancianos, exhortando a no quedar encerrados en las estructuras eclesiásticas sino a ser agentes transformadores de la realidad. El amigo que aparece a medianoche a pedir auxilio bien puede proyectarse en éstas realidades que nos interpelan, que nos tocan, nos llaman a hacer algo por un alguien concreto. Nuestra oración debe llegar a la acción sin por esto caer en mero activismo, sino dándole al diálogo con Dios el lugar que se merece al mismo tiempo que permitiendo que fructifique en nuestra vida.


(Fuente: EMILIO RODRIGUEZ ASCURRA / contactoconemilio@gmail.com)


 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación