La victoria es el arte de seguir donde los demás paran

Los obstáculos hacen posible "sacar" lo mejor que tenemos. Una reflexión y una canción para seguir adelante.

 
La victoria es el arte de seguir donde los demás paran

La vida es una realidad maravillosa que no deja de sorprendernos. Cuantos más datos nos proporcionan la ciencia y la experiencia humana, mejor podemos comprender que la vida del hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, es un misterio que desborda el ámbito de lo puramente biológico.


Efectivamente, el "misterio de la vida" nos desborda y va mucho más allá de nuestras expectativas y preocupaciones cotidianas.

En su constante progreso, la ciencia afirma, cada vez con más fuerza, que desde la fecundación tenemos una nueva vida humana, original e irrepetible, con una historia y un destino únicos. ¿Ya sabes cuál es tu historia y cuál es tu destino último?, ¿de dónde vienes y a dónde vas?


Pues bien, en esa historia única e irrepetible que es tu vida, eres el protagonista; más aún, eres el libretista. Sí, porque aun cuando mucho de lo que conforma nuestra realidad nos es dado y no depende de nosotros, es bien cierto que somos seres libres y capaces de decidir hacia donde dirigir nuestros pasos.


Y esto de elegir, de llenar de sentido nuestros días, no es fácil. Muchas horas nos deparan lágrimas, encontramos personas que nos decepcionan, circunstancias que nos parecen insuperables, y nosotros mismos somos quienes muchas veces nos hacemos más daño. Frente a esto se eleva la cruz de Cristo para darnos luz y fortaleza, de manera que no desfallezcamos, porque la victoria es el arte de seguir donde los demás paran. Por eso:

Voy a seguir creyendo, aun cuando la gente pierda la esperanza.

Voy a seguir dando amor, aunque otros siembren odio.

Voy a seguir construyendo, aun cuando otros destruyan.

Voy a seguir anunciando la paz, aun en medio de una guerra.

Voy a seguir iluminando, aun en medio de la oscuridad.

Y seguiré sembrando, aunque otros pisen la cosecha.

Y seguiré gritando, aun cuando otros callen.

Y dibujaré sonrisas en rostros con lágrimas.

Y transmitiré alivio cuando vea dolor.

Y regalaré motivos de alegría, donde solo haya tristezas.

Invitaré a caminar al que decidió quedarse.

Y levantaré los brazos a los que se han rendido.

Porque en medio de la desolación, siempre habrá un niño que me mirará esperanzado, aguardando algo... lo mejor de mi... lo mejor de vos.


P. Dennis Doren LC (Adaptación)


Video: Lo bueno que hay en vos,  P. Eduardo Meana

 
 
 
  • Sebastián
    El artículo es muy bueno y estimulante, pero, tiene dos o tres errores tipográficos que, no molestan, pero anuncio por si quieren cambiarlos: *"pedende" en lugar de depende * "llenar se sentido" * y "personas que nos esepcionan".
  • Laura
    Hermoso, vi la mayoria de los videos y me encanto. Lloré mucho, sirve para seguir, tuve una propuesta maravillosa, me ha surgido esta semana, y la verdad es muy interesante, seguir en libertad pero de la mano de Dios, doblando la apuesta de cambiar el futuro pero desde aqui afuera, todos nos paramos ante semejante propuesta para pensarlo bien, sin embargo puedo sacar lo mejor de mí y seguir adelante...... con el tiempo les termino la historia. Besos, Bendiciones, Laura
  • CeciliaOMBRE
    Creo que es mejor no agregar nada, está tan maravilloso lo escrito que arruinaría la belleza de lo expresado en el mensaje... Y que decir de la cancion del P Eduardo Meana!! si es una de mis favoritas. Bello.Bello...Me emocionó hasta lo mas profundo de mi alma.Simplemente gracias...Cualquier error tipográfico es un detalle menor, sin importancia.Felicitaciones por el trabajo... Dios les bendiga...

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación