Lastima no, misericordia sí

Debemos ser capaces de impartir misericordia en medio de la confrontación, de las divisiones, de la angustia de los demás.

 
Lastima no, misericordia sí

La lepra era en tiempos de Jesús una enfermedad que traía consigo la marginación social, era considerada la peor impureza ritual, por ello era diagnosticada por los sacerdotes del templo. La fama de Jesús se había extendido de tal forma por todo el país que aquel leproso no dudó en acercarse y pedirle: “Si quieres, puedes limpiarme” (Mc. 1,40), no hay duda alguna en sus palabras, confía plenamente en su poder sanador.


A su pedido le sigue la respuesta imperativa del Mesías: “Quiero; queda limpio” (Mc. 1,41). Jesús siente compasión por el aquel hombre. Quien se compadece siente simpatía, es la actitud que caracteriza a aquel que sufre con el otro, hay sentimientos encontrados, aun sin que medien las muchas palabras, basta un pedido, un ruego. Lejos está el sentimiento de lástima, en el que solo me afecta el problema ajeno en tanto me repercute sin que me mueva a la acción, me transforma en pasivo frente al dolor del otro.



La compasión es la dinámica de relación que Dios nos propone en su Hijo muy querido, pues a esta le sigue la misericordia, sentimiento más fuerte que la empatía y que la simpatía misma, en tanto designa la acción de tener un corazón que siente con las necesidades de los demás. La obra realizada por Jesús en aquel leproso se fundamenta en el amor misericordioso del Padre, es decir, en el sentir-común del Padre con nosotros.


Cada uno necesitamos ser sanados de nuestra propia lepra, la del pecado, la del dolor, la del sufrimiento, la de la indiferencia ante las problemáticas de los demás; al tiempo que debemos ser capaces de impartir misericordia en medio de la confrontación, de las divisiones, de la angustia y la desesperación de otros, confiando en que aquel que es Amor nos permite amar, porque nos amó y se entregó por nosotros (cfr. Gal. 2,20).


(Fuente: Yo Creo / Autor: Emilio Rodríguez Ascurra)


 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación