Reyes Magos: un “per saltum” hacia la santidad

El arzobispo de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna, envió una sugerencia para la homilía de la fiesta de la Epifanía del Señor.

 
Reyes Magos: un “per saltum” hacia la santidad

Explicó que “en los Reyes Magos la humanidad reconoce la mesianidad de Cristo” y sostuvo que la adoración de nobles de Oriente “es modelo de búsqueda y fidelidad”, y por ello, “todo hombre es redimible y puede, mediante un verdadero ‘per saltum’, dejar el pecado y llegar a la santidad”.


El arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna, envió a una sugerencia para la homilía con motivo de la fiesta de la Epifanía del Señor (o el Día de los Reyes Magos), que se celebrará el próximo domingo 6 de enero.


En su mensaje, el prelado lamentó una suerte de “laicización” que “ha borrado el encanto religioso” de la fiesta litúrgica, en la que se recuerda la manifestación de Jesús como el Hijo de Dios a la humanidad.


Monseñor Castagna recuperó el sentido en su homilía al explicar que “en los Reyes Magos la humanidad reconoce la mesianidad de Cristo”. Para el prelado, la Epifanía “es la manifestación del Dios encarnado y, en consecuencia, adorado por aquellos admirables personajes representativos de todos los hombres, con sus diversas culturas y legítimas situaciones”.


El arzobispo emérito de Corrientes explicó que “la humanidad reconoce la mesianidad de Jesús y se prosterna humildemente ante Él”, ya que Dios mismo, en el Niño Dios, “se introduce en el mundo para recrearlo por el perdón”. “Es la misma Misericordia que llama al arrepentimiento y a la conversión”, añadió en su misiva.


Monseñor Castagna también dio a entender que el tiempo de Adviento y el tiempo de Navidad constituyen “mojones destacados” para que los cristianos actuales identifiquen “la bondad del Dios cercano a nuestra situación necesitada de su Redención”.


 “Para hacernos dignos de ella será preciso adoptar el gesto de adoración de los Reyes Magos ante aquel Niño que su Madre ha envuelto en pañales y reclinado en un tosco pesebre. ¿Será posible hoy, entre las márgenes marcadas a fuego por la incredulidad y la corrupción?”, se cuestionó el prelado.


También sostuvo el mitrado que la adoración realizada hace 2.000 años por los Reyes Magos “es modelo de búsqueda y fidelidad”, y por ello, “todo hombre es redimible y puede, mediante un verdadero ‘per saltum’, dejar el pecado y llegar a la santidad”.



 “El gesto de adoración de los Reyes Magos se erige en modelo de búsqueda y de fidelidad sobre el sendero trazado por la misteriosa estrella –estableció-. Dios protege la rectitud de intención de aquellos peregrinos a su Pesebre, así como los santos saben enfrentar con sagacidad las intrigas y embustes, porque el Señor se pone de su lado y los asiste”.


También consideró oportuno recordar a los ángeles que corrigieron el camino de regreso de los Reyes de Oriente: “Es necesario tomar otro camino para burlar las intrigas del error y del mal mediante el anuncio del Evangelio y el testimonio de santidad de quienes se someten a sus inspiraciones”.


 “El sendero hacia Belén se halla iluminado por la estrella que guió a los Magos y sigue siendo la orientación para quienes buscan honestamente a su Redentor. Desafortunadamente hoy también aparecen poderosos cuya única intención es causar la muerte al Niño Dios. Inútil propósito. Ese Niño ya ha pasado por la Cruz y ha resucitado”, añadió el prelado.


(Fuente: AICA)


 
 
  • Susana
    Nada puedo agregar a la descripción que realiza el obispo de Corrientes , puedo decir que descubro que humildemente he descubierto también ese camino hacia la luz, nada podrá distraerme , solo el ESPIRITU SANTO nos acercará al PESEBRE.Son demasiadas voces las que indican tomar otro recorrido y sabemos de donde provienen.

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación