Sábado 12 de Noviembre

El santo de hoy: San Josafat

 
Sábado 12 de Noviembre

Lucas 18,1-8


Después Jesús les enseñó con una parábola que era necesario orar siempre sin desanimarse: "En una ciudad había un juez que no temía a Dios ni le importaban los hombres; y en la misma ciudad vivía una viuda que recurría a él, diciéndole: 'Te ruego que me hagas justicia contra mi adversario'.

Durante mucho tiempo el juez se negó, pero después dijo: 'Yo no temo a Dios ni me importan los hombres, pero como esta viuda me molesta, le haré justicia para que no venga continuamente a fastidiarme'".

Y el Señor dijo: "Oigan lo que dijo este juez injusto.

Y Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos, que claman a él día y noche, aunque los haga esperar?8 Les aseguro que en un abrir y cerrar de ojos les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?".


SAN JOSAFAT:


Nació en 1580 en Volinia; Juan se formó en Vilna (la actual Lituania) en un periodo caracterizado por el intenso combate entre la Iglesia ortodoxa tradicional y la Iglesia Greco-Católica Bielorrusa de rito griego, los cuales, en el Concilio de Florencia (1451 - 1452), entraron en comunión con la Iglesia Católica reconociendo al Papa con un rol de superioridad sobre los otros obispos.



Juan, decidiendo adherirse al credo de la Iglesia Greco-Católica Bielorrusa en el 1604, se hizo monje con el nombre de Josafat y entró al monasterio de la Santa Trinidad, de la Orden de San Basilio, situado en Vilna, donde, en el 1617, inició la reforma que llevó al nacimiento de la Orden Basiliana de San Josafat.



Se convirtió en sacerdote en el 1609; a pesar de que, decían sus contemporaneos, tenía un caracter reservado, se entregó a la predicación consiguiendo así un gran logro: en el 1617 fue hecho el primer archimandrita de su monasterio y poco tiempo después, fue nombrado obispo de Polatsk, situado en la actual Bielorrusia.



Inició en la diocesis una serie de reformas para afirmar el credo de la Iglesia Greco-Católica: restauró completamente la catedral, compuso un catecismo para el pueblo y realizó innumerables visitas pastorales. En una de éstas, mientras se encontraba en Vítebsk, fue rodeado de un grupo de ortodoxos tradicionalistas, quienes lo golpearon hasta dejarlo sin sentido y lo arrojaron en un torrente de agua donde se ahogó. Fue canonizado por la Iglesia Católica en el 1867 y su memoria se celebra el 12 de noviembre, día de su martirio.

 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación