Sábado 13 de Agosto

El santo de hoy: Santos Ponciano e Hipólito

 
Sábado 13 de Agosto

Mateo 19, 13-15


Le trajeron entonces a unos niños para que les impusiera las manos y orara sobre ellos. Los discípulos los reprendieron, pero Jesús les dijo: "Dejen a los niños, y no les impidan que vengan a mí, porque el Reino de los Cielos pertenece a los que son como ellos".

Y después de haberles impuesto las manos, se fue de allí.


"No les impidan que vengan a mí..." Muchos niños buscan a Jesús, su curiosidad y su inocencia los hace intuir que hay un Dios que los abraza. ¿Cuántos adultos oscurecen ese rostro del Padre? ¿Cuántos creen que "lo mejor es no inculcarles la fe y dejar que ellos elijan cuando sean grandes"?


Desde el lugar donde nos toque estar, ayudemos a que los pequeños descubran a Dios, seguramente ellos nos ayudarán a "redescubrirlo" con un corazón puro.


 


SANTOS PONCIANO E HIPÓLITO:


Al llegar Ponciano al pontificado, en el año 230, encontró a la Iglesia dividida por un cisma, cuyo autor era el sacerdote Hipólito, un maestro afamado por su conocimiento de la Escritura y por la profundidad de su pensamiento. Hipólito no se había avenido a aceptar la elección del diácono Calixto como papa (217) y, a partir de ese momento, se había erigido en jefe de una comunidad disidente, estimando que él representaba a la tradición, en tanto que Calixto y se apartaban de la verdadera Fe.


El año 235 estalló la persecución del emperador Maximiano. Constatando que los cristianos de Roma se apoyaban en los dos obispos, el emperador mandó que arrestasen a ambos, y los condenó a trabajos forzados. Para que la Iglesia no se viera privada de cabeza en circunstancias tan difíciles, Ponciano renunció a su cargo e Hipólito hizo otro tanto. Deportados a Cerdeña, se unieron en una misma confesión de fe, y no tardaron en encontrar la muerte. Después de la persecución, el papa Fabián (236-250), pudo llevar a Roma los cuerpos de ambos mártires. El 13 de agosto es precisamente el aniversario de esta traslación. Pronto se echó en olvido que Hipólito había sido el autor del cisma. Sólo se tuvo presente al mártir y doctor.

 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación