San Lucas 21,34-36

 
San Lucas 21,34-36

Jesús dijo a sus discípulos:


"Tengan cuidado de no dejarse aturdir por los excesos, la embriaguez y las preocupaciones de la vida, para que ese día no caiga de improviso sobre ustedes



como una trampa, porque sobrevendrá a todos los hombres en toda la tierra.


Estén prevenidos y oren incesantemente, para quedar a salvo de todo lo que ha de ocurrir. Así podrán comparecer seguros ante el Hijo del hombre". 


 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación