¿Cuál es tu apostolado?

No podemos decirnos cristianos, si no estamos convencidos de que nuestra vida debe ayudar a encontrar el camino al Cielo a los que se cruzan con nosotros.

 
¿Cuál es tu apostolado?

Un día estaba sentado frente al Sagrario tratando de hablar con Jesús en la Eucaristía.


Había llevado a la oración la necesidad de encontrar un camino para hacer apostolado. Me preguntaba adónde debía ir para encontrar a quiénes necesitaban un consejo espiritual, un “empujón” hacia ese “materialismo cristiano” que significa buscar la santidad en medio del mundo y en medio de las obligaciones cotidianas.



¿Cuán lejos debía ir para encontrar a esos hermanos necesitados de Dios?



Fue un segundo.



No había apagado mi teléfono celular y un nombre apareció en la pequeña pantalla. No atendí, pues estaba delante de Jesús y quería seguir allí. Inmediatamente me llegó un mensaje de texto: “Necesito verte, no me siento bien y quiero hablar con alguien”, decía escuetamente.



De repente todo cobró sentido.



Tu apostolado, al igual que el mío, está a tu alrededor. Ese encargado del edificio a quien saludas todos los días y con el que ni siquiera te detienes a conversar. Esos compañeros de oficina, sobre todo aquel que parece más preocupado, que sabes que tiene problemas. Tus viejos amigos del colegio. Tus nuevos amigos del fútbol.



Allí, donde todos ven solo compañeros o amigos, tu y yo debemos ver a hermanos a quienes el Señor nos ha confiado.


Sólo pregúntate. Sólo preguntémonos. Si no eres tú o yo ¿alguien le hablará de Dios?



 


(Fuente: Yo Creo)


 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación