Defender la vida

Latidos de bebés se escucharon en el Congreso Nacional de Chile en plena discusión de Ley de Aborto.

 
Defender la vida


El pasado 25 de enero, un grupo de mujeres embarazadas, con megáfonos conectados a monitores de latidos fetales, ingresaron al congreso en plena discusión de la ley de aborto para concientizar sobre la vida del que está por nacer. La particular manifestación fue organizada por el Movimiento de Mujeres Reivindica y en las redes sociales se utilizó el hashtag #LaVozDelCorazón.


En el marco de la votación en general del proyecto de Ley de aborto en el senado, una intervención de mujeres embarazadas con megáfonos conectados a monitores fetales, llegó hasta las puertas de el Congreso Nacional.


Esta es la tercera manifestación del Movimiento de Mujeres Reivindica, agrupación que trabaja por la defensa de la vida, la maternidad y la inclusión de las mujeres sin que su posibilidad de ser madres sea causal de marginación. 


Foco en la vulnerabilidad


Rosario Vidal, presidenta y una de las fundadoras del Movimiento Mujeres reivindica, explica que como agrupación “le pedimos a la gente que escuche la voz de los niños que están por nacer, de las mujeres que se ven presionadas a un aborto y la voz propia que nos dice que dar muerte a un ser humano no nos puede dejar indiferentes”.


En la misma línea, la dirigente manifiesta la necesidad de “dejar de lado las ideologías, etiquetas, trincheras reconectándonos con la esencia de esta problemática: la vulnerabilidad de la madre y del niño, en una situación adversa”.


“Las ideas con las que el proyecto es impulsado por el gobierno demuestra una total desconexión con la realidad que las mujeres debemos enfrentar en un aborto”, agregó Vidal.


En la instancia además participaron mujeres que sufrieron secuelas post aborto atendidas por Proyecto Esperanza, con el fin de relevar su problemática como víctimas de aborto y un entorno que castiga y violenta a las mujeres en razón de su maternidad. 


“El aborto deshumaniza”


Para la voluntaria de Mujeres Reivindica, Diana Contreras, quien fue víctima de violación a sus 15 años y producto de este brutal abuso quedó embarazada, asegura que “el aborto es la experiencia más violenta, porque te deshumaniza”.


Diana recuerda que “en un momento me sentí muy vulnerable y me di cuenta que el Estado, que supuestamente me tiene que proteger, no me dio ningún apoyo ni me ayudó a sobrellevar esta experiencia”.


Asimismo, asegura que “Siento que el aborto desprotege a las mujeres que hemos pasado por esta experiencia. Por eso yo les pido a los parlamentarios que si realmente quieren ayudar a las mujeres que hemos vivido esta experiencia horrorosa , se pongan la mano en el corazón”.


Por su parte, Rosario Vidal asegura que “mientras se ha discutido este proyecto, el gobierno ha quitado financiamiento y ha cerrado programas de atención a mujeres con embarazo vulnerable y de protección al niño por nacer como el proyecto de Atención y apoyo a las madres adolescentes”. Así es el caso de la eliminación del proyecto de Atención y apoyo a las madres adolescentes (AMA) y el fono de ayuda del Minsal que fue eliminado. 


Apoyo entre agrupaciones


Tania Córdova, representante de “Mi Voto Vale Vida” (MVVV), movimiento ciudadano que pretende apoyar políticamente a representantes que estén a favor de la vida, también participó de la manifestación junto a su hijo en gestación.


La dirigente explica que “apoyo como mujer joven, madre, estudiante, embarazada, este movimiento que pone en evidencia que el aborto es un acto violento contra la mujer, contra su dignidad. También para visibilizar a las guaguas que están adentro y que están tan vivas como luego de nacidas”.


Fuente: El Demócrata


 
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación