El poder de la comida familiar (II)

Compartir la mesa en familia contribuye a criar chicos más sanos, más felices y más seguros de sí mismos; tienen mejores modales y habilidades discursivas.

 
El poder de la comida familiar (II)

COMO FAVORECER EL ENCUENTRO


Son muchos los factores que dificultan el encuentro familiar en la mesa, pero hay varias actividades vinculadas que ayudan a esta práctica: desde comprar los alimentos, preparar la comida, hasta -finalmente- sentarse a la mesa.


Una manera práctica de incentivar las reuniones en la mesa y las comidas hechas en casa es concurrir con alguno de los chicos al supermercado y elegir con ellos los productos para una receta en particular. Comprar frutas y verduras que les gusten  para compartirlas en la mesa. Una vez en casa, animarlos a que ayuden a cocinar, porque los chicos que participan de la preparación de las comidas prueban más alimentos que aquellos a los que simplemente se les sirve lo que van a comer. Enseñar a los chicos lo que van a cocinar y a comer puede ayudarles a mejorar su hábitos alimentarios, lo cual requiere esfuerzo.


Annie Garat, asesora familiar del IEEA (Instituto Europeo de la Educación Argentina), comenta: "seríamos utópicos si pensáramos que de un día para el otro empezaremos a comer juntos. Pero una vez a la semana es posible.Todos pueden coincidir en un momento si descubren los beneficios que la comid familiar encierra. De cara al verano, donde existe más tiempo sin exigencias, se puede pensar en encargar a los miembros de la familia actividades en relación a la mesa para que la comida familiar resulte divertida. Incluso se pueden preparar temas para tratar, o invitar a alguien, de interés general. Nunca es tarde para empezar."


RECUERDOS QUE PERMANECEN


Miriam Weinstein, autora del libro "El asombroso poder de las comidas familiares: Cómo nos hacemos más inteligentes,fuertes, sanos y felices comiendo juntos", dice: "No es algo que vayamos a reinventar todos los días, algo que nos exija empeño para que sea un tiempo de convivencia familiar con calidad; es algo que prácticamente cualquiera puede hacer". La autora afirma que la comida familiar saca partido de necesidades biológicas y sociales básicas porque permite realizar aquello en que consiste ser una familia: cuidar unos de otros, compartir cosas, caminar juntos el camino de la vida. Y esta intimidad natural es la base sobre la que luego se levanta la calidad. "Los investigadores descubren que nuestros más significativos recuerdos de la infancia no son graandes acontecimientos, sino más bien, el cariño mutuo, el compartir, el pasar tiempo juntos", recata Weinstein.


Y POR CASA ¿CÓMO ANDAMOS?


Cinco preguntas para que padres y chicos vean si van por buen camino. ¡Ánimo y adelante! Siempre es un buen día para empezar.


1.- ¿Procuro comer en familia al menos una vez por semana?


2.- ¿Intento que la cena sea siempre a la misma hora?


3.- Durante la comida ¿la TV está encendida? ¿Se habla por teléfono o celular?


4.- ¿Me quedo en la mesa hasta que todos terminan de comer?


5.- ¿Colaboro yendo ala supermercado, preparando la comida u ocupándome de la mesa?


Por Dolores Navarlatz


Fuente "Familias de Hoy" N° 3 

 
 
  • MIRTA
    DESDE LUEGO QUE ENRIQUECE EL ALMA ESTOS ENCUENTROS DE ALIMENTARNOS EN UNA HORA DETERMINADA EN FLIA .QUE SE GRABA EN EL CORAZON Y ES PARA TODA LA VIDA .SOY ABUELA Y LE CUENTO A MI NIETA PAULINA CUANDO MI MAMA'COCINABA DE LOS OLORES Y SABORES QUE AUN PERDURAN EN MI Y TREN LOS MEJORES RECUERDOS DE LA FLIA QUE CON HUMILDAD PERO HECHO A PURO AMOR .

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación