Francisco define a la familia como una fábrica de esperanza

El Papa señaló que en la familia hay dificultades, pero estas se superan con amor. También dijo que un pueblo que no sabe cuidar a los niños y a los abuelos no tiene futuro.

 
Francisco define a la familia como una fábrica de esperanza

El papa Francisco elogió el papel de la familia en un multitudinario acto en el B. Franklin Parkway. “La familia es, perdónenme la palabra, una fábrica de esperanza, de esperanza de vida y resurrección”, dijo improvisando el Santo Padre.


“La familia tiene carta de ciudadanía divina, ¿está claro? La carta de ciudadanía que tiene la familia se la dio Dios, para que en su seno creciera cada vez más la verdad, el amor y la belleza”, añadió el Pontífice para cerrar su primera jornada en Filadelfia, donde llegó hoy desde Nueva York.



Francisco recorrió en su papamóvil las calles de la ciudad, entre aplausos, gritos de bienvenida y expresiones de júbilo de miles de personas que se agolpaban para verle pasar. Una vez en el parque, sede del Encuentro Mundial de las Familias, fue el protagonista de una fiesta en la que el actor estadounidense Mark Wahlberg hizo de maestro de ceremonias dando paso a diversas actuaciones musicales, entre la que destacaron las de Aretha Franklin y Andrea Bocelli.



Además, varias familias dieron su testimonio sobre el espectacular escenario preparado para la ocasión. Mientras el Papa tomaba notas, fueron compartiendo con él sus alegrías y dificultades. En este sentido, cabe destacar la intervención de una pareja argentina que lleva 60 años casada.



El Santo Padre cerró el evento y la vigilia de oración haciendo un alegato en favor de la familia y, sobre todo, de los niños y de los abuelos. “Los niños y los jóvenes son el futuro, son la fuerza, los que llevan adelante. Son aquellos en los que ponemos esperanzas. Los abuelos son la memoria de la familia, son los que nos dieron la fe, nos transmitieron la fe”, subrayó el Pontífice sin mirar al papel.



“Cuidar a los abuelos y cuidar a los niños –prosiguió en español-- es la muestra de amor, no se si más grande, pero yo diría más promisoria de la familia, porque promete el futuro”. “Un pueblo que no sabe cuidar a los niños y un pueblo que no sabe cuidar a los abuelos es un pueblo sin futuro, porque no tiene la fuerza y no tiene la memoria que lo lleve adelante, advirtió Francisco.



“Lo más lindo que hizo Dios, dice la Biblia, fue la familia”, aseguró. “En la familia hay dificultades, pero esas dificultades se superan con amor”, recordó el Papa, al tiempo que señaló que “el amor es fiesta, el amor es gozo, el amor es seguir adelante”. “Les sugiero un consejo: nunca terminen el día sin hacer la paz en la familia. En una familia no se puede terminar el día en guerra”, insistió el Santo Padre.



Por último, el Pontífice exhortó a los presentes: “Cuidemos la familia, defendemos la familia, porque ahí se juega nuestro futuro”. Antes de despedirse, el papa Francisco rezó un Ave María en inglés, e impartió la bendición apostólica.



Fuente: Zenit.org



 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación