Mamita yo te sigo amando...

Un imaginario pero muy real ruego de un niño por nacer a su madre.

 
Mamita yo te sigo amando...

Mamita, Mamita,


desde esta adorable casita en que vivo


con todo el cariño del alma te escribo.


 


Recibe esta carta dulce Madrecita


como una plegaria, como una oración.


soy alguien que al fondo de tu alma palpita.


Alguien, que es pedazo de tu corazón.


 


Florecí en tu vientre,


como aquel lucero,


que brilla en las altas cumbres celestiales


como la promesa del mejor Enero.


 


Desde aquí te escribo....desde aquí te abrazo,


con toda la fuerza vital de mi ser,


y soy la semilla de este tu embarazo


que quiere en tus brazos de madre hacer nacer.


 


Mi ser es tan frágil como un rayo de Luna.


La más leve sombra la puede dañar,


todo me hace presentir que en una noche


en tu vientre me van a matar.


 


Cuando yo sea grande y tu seas viejita


cubriré de rosas tu camino verde.


Tu serás el cielo y yo la estrellita


que en los blancos lirios de tu sien se pierde.


 


Lámpara encendida cerca de tu frente,


seré yo en las noches cuando estés enferma:


de tus alegrías, yo seré la fuente.


Y el que no se canse y el que no se duerma


 


Y cuando tu sufras y el dolor te hiera,


con mis muchos besos secaré tu llanto.


Te daré las flores de mi primavera,


porque soy el hijo que te quiere tanto


 


Si tu amor me lleva hasta tus rodillas


con mis puros besos estare en tu boca.


Y oirás mis gritos y las maravillas


que tendrán los tonos de mi risa loca.


 


Pero... no me mates en tu misma entraña.


Déjame...., déjame nacer.


Retira muy lejos, lo que a mí me daña.


Soy como el rocío del amanecer.


 


No soy un extraño.


No soy tu enemigo.


El Amor más bello me engendró la vida.


Soy tu propia sangre.


Tu mejor amigo.


Lo que tu cintura tiene florecida.


 


Quizás tus amigos te dirán


que ahora destruyo tu vida,


rompo tu futuro.


Pero de tu noche, yo seré la aurora


y de tus trigales, el trigo maduro.


 


Desde tus entrañas, Madrecita mía.


Te escribo esta carta,


la escribo llorando.


Tu respuesta espero... cuando llegue el día...


Pero aunque me mates...


Yo te sigo amando!.


 



(Fuente: http://rosarioporlavida.ning.com - Autor: Lili Claver)




 


 


 


 
 
  • NOMBRE Eduardo
    DESCRIPCION Poesía del no nacido aún
  • NOMBREAdriana
    DESCRIPCION Muy lindo poema.

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación