Maru: "Mi empresa más valorable es mi familia"

Dos meses antes de tener su octava hija, la cocinera habló de todo, desde el fallecimiento de Facu (su sexto hijo) hasta la felicidad de este nuevo embarazo.

 
Maru: "Mi empresa más valorable es mi familia"


Faltan dos meses para el gran día. Maru está tranquila, es la octava vez que va a pasar por un parto; y claro, ya no lo vive como algo extraño; aunque no deja de tener ciertos miedos comunes a todas las mujeres. Está ágil y contenta, la ansiedad es de Bernie (su marido), que no para de preguntarle cuándo es la fecha. Ella se ríe, sabe que generalmente los bebés, sobre todo en su caso, se adelantan, pero lo vive con total naturalidad. Está en su jardín después de un largo día de fotos; los chicos están por llegar del colegio, y tiene que bañarlos, como todos los días. Con 42 años, tiene cuatro restaurantes, un programa de televisión, una revista, pero lo principal en su vida son sus hijos. Se sienta y decide abrirse, va a hablar de todo: desde su felicidad con esta nueva hija que está por venir, hasta la tristeza que sintió cuando falleció Facu, su hijo de seis meses.


 


Estás empezando el séptimo mes, ¿cómo viene eso, cómo te sentís?


 


Estoy re contenta. Mis embarazos son súper naturales, creo que soy como una mamá bastante especial; la verdad tengo una vida muy activa. Ya la tuve desde que tuve mi primer hijo y después con todos me pasó igual. Lo vivo muy lindo, puedo seguir haciendo mi vida normal.


 


¿Cuándo tuviste tu primer hijo, pensaste que iban a venir tantos más después?


 


La verdad que nunca. Siempre fui re Susanita, me gustaba la familia numerosa. Jugaba, tenía la biblioteca llena de muñecos y bebés y eran todos mis hijos. Pero era algo como muy silencioso, no era algo que le contará a mi familia, "voy a tener una familia enorme..." Lo que sí hacía, antes de conocerlo a Bernie, de casarme y de todo, cada vez que pasaba por debajo de un puente y pasaba el tren, pedía de deseo tener hijos. Y después lo conocí a Bernie, jamás en el noviazgo se nos cruzó la palabra hijos. Nos casamos y dijimos "¿cuántos tenemos, 2?"


 


Y al final vinieron bastantes más…


 


Ya cuando se vino la cuarta, pensamos ¿qué está pasando? y el quinto ni te cuento, el sexto ni te cuento, y el séptimo bueno y al octavo dije: "le agarra un infarto". La verdad que no, creo que en el fondo los dos estamos híper orgullosos de la familia que tenemos y lo que formamos, con todo el sufrimiento que tuvimos con Facu y todo... y creo que no es fácil, ¿no? Para alguien que tiene una pérdida remontar y seguir... Te diría que no es nada fácil, pero es algo que nos gusta, que estamos felices de los chicos, felices de lo que estamos viviendo, con nuestras crisis. Pero de repente mirás para atrás y todo lo que armaste es positivo y te dan ganas de seguir.


 


¿Cómo fue volver a tener un chico, después de lo de Facu?


 


Nosotros cuando tuvimos la pérdida del bebé, yo era la que tenía ganas de seguir, me parecía que les tenía que mostrar a mis hijos que la vida es así, que se tiene que continuar y que no hay que bajar los brazos. Y... que Facu vino para darnos algo. Pero yo sentía que justo en ese momento tenía a mis mejores amigas que se quedaban embarazadas, y era como que la vida me decía "tenés que apostar otra vez". Bernie tenía más miedo, tenía ganas, le parecía que no y ese miedo me hacía a veces decir qué pasará. Al final quedé embarazada de Juani. También fue muy en silencio... si bien lo de Facu fue un tema muy hablado con los chicos, el embarazo de Juani fue tranquilo. Todos, el día que se enteraron que estaba embarazada, estaban felices de la vida, la casa vivió una gran alegría. Pero tenían sus miedos. Solo una, que es muy perceptiva, se animaba y me decía: "¿le va a volver a pasar lo mismo?" y bueno, yo la miraba y le decía: "Y bueno gorda, esperemos que no; vamos a desear y rezar para que esto no vuelva a suceder", y seguíamos para adelante.


 


¿Ya tenés nombre?


 


Estamos en plena votación. Porque yo quiero que decidan todos. A Bernie le cuesta eso porque es más estructurado. Pero bueno hay algunos dando vueltas: Inés, Josefina, Delfina, vamos a tener que hacer una votación ya, porque no da para más.


 


¿Vos tenés alguna preferencia?


 


La verdad que nada. Me gustan todos los nombres y que sigan la línea: todos son súper clásicos; mi apellido es medio cortito (Sola) busco nombres con personalidad.


 


Y Bernie, ¿está nervioso?


 


No, le empieza ahora el nervio. El otro día me dice: "che no falta nada, nace en junio" y yo estoy súper relajada. Porque ahora, a mí me encanta entrenar todos los días y lo hago afuera. Y me dice: "ahora no vas a poder porque con el frío, la panza..."; y le digo: "rélajate Bernie, está todo bien!". " Pero, decime la fecha exacta cuando nace..."; y yo trato de calmarlo: "Bueno, las probabilidades son entre el 12 y el 17 de junio... no te puedo decir, puede ser antes, después, en el medio... yo qué sé".


 


¿Todos los partos fueron naturales?


 


Menos Mati que nació por cesárea, porque choqué; el resto nació por parto natural.


 


Tuvieron que superar bastantes temas...


 


Por eso digo que al parto le tengo bastante respeto, ¿no? de hecho me llaman mucho para hacer lo de la médula, viste que te sacan un pedacito. Y, no lo hice con ninguno, como que ahora tampoco lo quiero hacer.


 


¿Cómo vivís ser madre a los 40?


 


Siempre me imaginaba que por ahí tengo mi último hijo a los 40. Vos pensá que yo a Agus lo tuve a los 29 años. Entonces, como que ni me imaginaba, pensaba que iba a tener menos chicos. No fue un tema hablado con Bernie, y... la verdad, cuando fue lo de Facu, que pasaba eso, que yo ya estaba cerca de los 40 (tenía 38) y Bernie me decía: "¿y te parece, y tenés ganas?". A mí me encanta la maternidad, los chicos me dan energía, alegría. No me posterga, no tengo depresión post parto. Al revés súper lindo, tener un bebé a esta edad me parece... Pero tampoco siento diferencia alguna, creo que con todos me conecte de la misma manera. Mi empresa más valorable es mi familia; es lo que nunca delego, ni nada. Me cuesta cuando tengo que mandar un chico con otra persona, porque me parece re importante. Yo luché mucho por eso, y a medida que fui creciendo y me fui haciendo famosa también se me complica, porque me tiran de un lado, del otro: que publicidad, que el programa... y te digo la verdad, me planto en el medio de la publicidad y yo sé que los chicos vuelven del cole a las 5 y le digo: "flaco yo me tengo que ir y lo lamento".


 


Es difícil mantener el equilibrio…


 


Y sí… La familia ideal no existe y lo perfecto no existe, siempre tenés que estar construyendo. Es como un edificio, lo lindo es el día de mañana -como nos está pasando a veces a nosotros- decir qué bueno, qué grandes que están... Mirá lo que me dijo, y ahí te quedas... ahí te agarra como un orgullo interno de mamá. No sabés la alegría con que recibieron la noticia de que estaba embarazada de vuelta... fue divino. Es como que se quedan helados... y vienen y te abrazan y vos sentís como un mimo tan grande.


 


¿Sos muy católica?


 


No, somos católicos normales. Con todas las idas y venidas del católico, a Bernie capaz se le ocurre ir a misa, vamos con los chicos; ellos van a colegios católicos pero... somos como muy realistas. Todo lo que pasa, se lo explicamos a los chicos tal cual pasa. Por suerte somos religiosos, porque creo que la fe ayudó muchísimo con lo de Facundo, porque te va con otra historia, porque con lo terrenal creo que te querés tirar por la ventana. Pero con lo normal de la religión. Y... lo que se vive, pero cada vez que quedo embarazada dicen: "sos del Opus Dei". No somos del Opus Dei. Ni tampoco somos personas que deleguemos los chicos, que tenemos millones de ayudas, no... tenemos la ayuda suficiente y necesaria para una casa con un montón de nenes y amigos que rondan por la casa. Pero yo lo que priorizo es que la gente me ayude en mi casa y estar con ellos. De repente poder bañarlos, y hacer los deberes.


 


¿Estás contenta de que sea nena?


 


Estoy re contenta de que sea nena. Ya cuando fue lo de Juani, me hizo un poco de ruido porque había sido Facu varón y que venga otro varón, dije "Ay... mejor que fuera una nena". Y creo que hasta la vida ahí me quiso demostrar: "flaca, relajá". Y... ahora cuando fue nena, me encantó, porque me parece que una nena: está buenísimo para cerrar un ciclo, ¿no?


 


¿Pensás seguir?


 


No. Faltaba una nena, las chicas están fascinadas y para Juani va a ser buenísimo. Bernie se pone nervioso porque de repente estamos en algún lugar, reunión, viaje y los tengo a todos echados arriba. y dice: "salgan de arriba de mamá..." A mí me encanta, se me tiran, uno después otro... se pelean. Después se te van y te querés matar, ¿sabés cómo disfruto que se peleen por estar al lado mío? es lo más.


 


Se pondrá celoso Bernie...


 


Sí, ¿sabés que sí? se pone celoso.


 


Fuente: Revista Maru – Por Dolores Moreno



 



 
 
  • maria riera
    que dios te bendiga,...que linda flia tenes..cariños,mary
  • NOMBRE Graciela
    Maru, sos una genia!!! Te admiro... y lo admiro a Bernie...

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación