No existe el "derecho a morir" sino a una muerte digna

Ante la presentación de un proyecto de "muerte digna" en el Congreso argentino, los abogados católicos dieron a conocer un comunicado que echa luz sobre esta delicada cuestión.

 
No existe el "derecho a morir" sino a una muerte digna

BUENOS AIRES, 31 de Agosto (ACI) La Corporación de Abogados Católicos en Argentina dio a conocer una declaración sobre un proyecto de ley sobre "muerte digna" presentado en el Congreso en los últimos días. Explicaron que no existe el "derecho a morir", sino el derecho a morir dignamente cuando la muerte llega naturalmente.

En la declaración dada a conocer por la agencia argentina AICA, los abogados señalan que "el derecho a una muerte digna debe ser entendido en el sentido de morir serena y naturalmente, en el momento en que la muerte llega, sin que nadie la adelante en forma artificial y sin sufrimientos inútiles o innecesarios".

En esos momentos todo ser humano debe estar "acompañado de sus seres queridos y manteniendo una relación enriquecedora con las personas que lo rodean, confortado espiritualmente, en paz consigo mismo y con Dios".

Los abogados explicaron que "una muerte digna implica evitar que se practiquen al paciente tratamientos desproporcionados y extraordinarios en relación con su estado de salud que a nada conduzcan y que sólo vayan a producir una prolongación precaria y penosa de la existencia".

"La muerte es un hecho inevitable de la vida humana, constituyendo el denominado encarnizamiento terapéutico una situación contraria a la dignidad del enfermo y al deber moral de aceptarla", añadieron.

Seguidamente manifiestan su apoyo a los cuidados paliativos y precisaron que "el derecho a una muerte digna constituye una cuestión ajena a un inexistente derecho a morir, que es el que con una mentalidad eutanásica pretenden tener quienes sostienen que tienen derecho a disponer de su vida, quitándosela o haciéndosela quitar por un tercero por su propia y exclusiva voluntad y sin condicionamientos".

La Corporación sostuvo que "aun en el supuesto de que se considere irreversible en un período de tiempo mayor o menor la muerte de un enfermo terminal, no resulta moralmente admisible la discontinuación de la nutrición e hidratación artificiales, por cuanto ello constituye el soporte básico para la supervivencia, contribuyendo su supresión a acelerar en forma innecesaria su muerte, sin beneficio alguno para el paciente".

"Que el derecho a una muerte digna no está relacionado con el hecho de morir, sino con la forma de hacerlo", reclamaron.


Fuente AICA y ACI Prensa

 
 
  • NOMBREnoemi
    DESCRIPCIONPienso que el dolor se un enfermo sólo lo conoce él o ella misma y que si las fueras para seguir viviendo se acaban sólo uno lo sabe. Pedir un cierre, un fin digno, para la situación es necesario y valedero para todos. Creo que se lo tenemos que pedir a Dios y ponernos en sus manos, dejando nuestra voluntad sólo en Ël y confiandonos en ël
  • NOMBRE Martha
    DESCRIPCION ante una enfermedad por largo o dolorosa que sea lo que corresponde es aceptarr la voluntad de Dios confiando en su Divina Providencia , por eso comparto totalmente la nota que antecede
  • Ana María D'Arcangelo
    Comparto totalmente la nota que antecede , sólo Dios decide nuestro fín .
  • NOMBRE Ethel
    DESCRIPCION Muy buena la nota, hay que frenar de algún modo a este Congreso que esta tirtando a la papelera todos los valores de la familia y la sociedad argentina. Un Abrazo. Ethel.
  • María Dionisia Fernández
    Nadie tiene el derecho ni la obligación de quitar o frenar la vida de nadie. Solo Dios sabe que momento y que tipo de fin le tocará a nuestra vida aquí en la tierra, porque también nada es definitivo, porque existe hasta último momento la posibilidad de un milagro, además creemos que con el sufrimiento nos sumamos al sufrimiento de Cristo en la Cruz, y no hay mejor regalo que la Redención que te da el sufrimiento. El sufrimiento es un pago, una ofrenda que alivia nuestros propios pecados y hasta los pecados de gente como ésta, que no entiende nada, porque son discípulos de la cultura de la muerte.

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación