Ocho consejos del Papa para las familias

Francisco no es sólo el Papa número 266 de la Iglesia católica. Jorge Mario Bergoglio también es el mayor de cinco hermanos. Y sus recomendaciones a los matrimonios han dado la vuelta al mundo.

 
Ocho consejos del Papa para las familias

El papa Francisco aconseja pasar tiempo con los hijos y siempre hacer las paces al final del día.


La experiencia personal y el trato a lo largo de los años con cientos de personas han convertido al Papa en un experto en familia. "El Papa también tiene una familia. Éramos cinco hermanos y tengo 16 sobrinos. Uno de estos sobrinos tuvo un accidente de tráfico", contó el pasado 20 de agosto.



Sus consejos, sencillos y directos, pueden facilitar mucho la vida en común. No cabe duda que sus recomendaciones a los matrimonios han dado la vuelta al mundo.



1. "A los recién casados les doy siempre este consejo: 'Reñid lo que queráis. Si vuelan los platos, dejadlos. Pero nunca acabéis el día sin hacer las paces. ¡Nunca!'"



2. "Para hacer las paces no hace falta llamar a Naciones Unidas, que venga a casa a hacer la paz. Basta un gesto pequeño, una caricia: 'Bueno, adiós, hasta mañana'. Y mañana se comienza de nuevo".



3. "[La Biblia]No es para ponerla en una estantería sino para tenerla a mano. Es para leerla a menudo, todos los días, ya sea individualmente o en grupo, marido y mujer, padres e hijos; tal vez por la noche, sobre todo los domingos. ¡Así la familia camina, con la luz y el poder de la Palabra de Dios!"



4. "Es un viaje lleno de desafíos, difícil a veces, y también con sus conflictos, pero así es la vida".



5. "Esta cultura del bienestar de hace diez años nos ha convencido: '¡Es mejor no tener hijos! ¡Es mejor! Así puedes ir de vacaciones, a conocer el mundo, puedes tener una casa en el campo... Estás tranquilo'(...)Y al final este matrimonio llega a la vejez en la soledad".



6. "Cuando confieso a jóvenes matrimonios y me hablan de sus hijos siempre hago una pregunta: '¿Y tú tienes tiempo para jugar con tus hijos?'. Y muchas veces el padre me dice: 'Pero padre, yo cuando voy a trabajar por la mañana ellos duermen y cuando vuelvo por la noche están en la cama durmiendo'. Esto no es vida".



7. "Tal vez muchos chicos y jóvenes pierden demasiadas horas en cosas fútiles, como chatear en Internet, o con los teléfonos, las telenovelas, los productos del progreso tecnológico que deberían simplificar y mejorar la calidad de vida. En cambio, a veces distraen la atención de aquello que es realmente importante".



8. "Una de las cosas más bonitas de la vida de la familia, de nuestra vida, es acariciar a un niño y dejarse acariciar por un abuelo o una abuela".



(Fuente: Oficina de Comunicación del Opus Dei)



 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación