Pascuas en familia

¿Cómo vivimos en casa la fiesta mayor de los cristianos? Sugerencias para renovar su celebración en el hogar.

 
Pascuas en familia

La Pascua parece haber escapado de la feroz comercialización que envuelve las fiestas de fin de año. Si bien los huevos de chocolate invaden por unos días los comercios, en líneas generales es menor el consumismo con respecto a la Navidad.

Sin embargo, no podemos dejar de lamentar que siendo ésta la fiesta mayor del cristianismo, en muchos hogares cristianos se haya olvidado, prácticamente, su significado. La Semana Santa se ha convertido en sinónimo de escapada de fin de semana largo. No es que sea malo pasar unos días en familia y descansar juntos, el tema es el olvido del significado de estos días.

San Pablo nos recuerdo que si Cristo no resucitó, vana es nuestra fe. (Cfr. 1Cor 15,12-20) Se entiende entonces que se trate de la celebración más importante para los cristianos. Pero en casa... ¿Cómo festejamos la Pascua? ¿Es un domingo más? ¿Nos conformamos con regalar algunos huevos a los más chicos (y no tan chicos)?

Si la respuesta es afirmativa, es tiempo de replantearse el asunto y buscar nuevas maneras de celebrar la Pascua en casa, para que llegue a ser (o vuelva a serlo) una hermosa y esperada tradición que se celebra cada año. Lo más importante es que todos los miembros de la familia puedan vivir con más alegría y profundidad espiritual el significado de la Resurrección en sus vidas.

A continuación hacemos algunas sugerencias que pueden servir para disparar la creatividad:

* Así como en Navidad se coloca el Nacimiento o el árbol navideño, colocar en algún lugar destacado de la casa el cirio que se trae de la Vigilia Pascual, se lo puede adornar con flores y tal vez alguna linda estampa del Señor.

* Descatar la mesa, decorándola con un centro de mesa con velas blancas o huevos pintados en distintos colores.

* Al llegar el momento de compartir los huevos de chocolate, alguno de los mayores puede explicar a los más chicos su significado: la vida nueva que nace de un huevo simboliza la Vida Nueva que Cristo nos trae.

Sólo son algunas sugerencias, lo importante es encontrar nuevas maneras para renovar la celebración familiar. Ya sea que se viva en el propio hogar o durante alguna escapada, que todas las familias puedan decir ¡Felices Pascuas!

M.N. © Yo Creo



 

 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación