Soledad Pastorutti: "Una familia sana siempre"

Entrevista a la joven artista. Su vida como madre y esposa. Sus vivencias y proyectos.

 
Soledad Pastorutti: "Una familia sana siempre"

-¿A un año de haber nacido tu hija, cómo te llevás con la maternidad?

Cada vez mejor porque uno se va acostumbrado. Lo difícil para una mujer –que creo que no ocurre en el caso del hombre– el que uno se dedica cien por cien al hijo. Al menos en mi caso la decisión fue querer estar siempre presente y hacerme cargo. Así lo pensamos nosotros, yo quiero estar siempre y dedicarme en casi todo momento. De hecho, no tengo niñeras. Me arreglo con mi mamá y alguna amiga; quiero que Antonia sepa bien claro quién es su mamá.

Después de los primeros meses en los que una se recupera del parto y se va adaptando a la maternidad te diría que es maravilloso. Es un amor incondicional que no tiene explicación. Al momento que la ves ya la amás, no se te ocurre otra relación.

-¿Cómo te organizás, con una beba chiquita, para seguir trabajando?

Salgo todo el tiempo y las giras no son armadas según mi comodidad sino según el trabajo lo requiera. Tenemos un micro de gira preparado para todos nosotros y ella viaja conmigo. Si se trata de algo cerca, que puedo ir y venir en auto y en el día, lo hago yo sola y dejo a Antonia con mi madre que la cuida. Si es algo lejos, mi madre se viene también y cuida de ella mientras yo estoy en el escenario o cuando tengo que recuperar sueño. Pero lo cierto es que se va organizando sobre la marcha porque esto sucede muy a menudo y estamos preparados para dar respuesta a ello.

-¿Y cómo lo lleva Jeremías? ¿Te ayuda con el cuidado de Antonia?

Sí, se ocupa mucho y sobre todo convivimos mucho durante el día porque trabajamos juntos. Si bien la baña, le cambia los pañales, la viste… nosotros fuimos criados “a la antigua”, donde la mujer se hace cargo de los chicos y de la casa. Pero sí, me ayuda cuando lo necesito y lo hace muy bien.

-La primera hija llegó después de varios años de matrimonio. ¿Cómo viven este hecho tan importante?

Llevamos cuatro años de casados y siete de novios; hace once años que nos conocemos. Nosotros realmente queríamos tener a Antonia, soñábamos con este momento y ahora disfrutamos de lo maravilloso que es tener un hijo. Es verdad que a veces los hijos llegan en el mejor momento y otras veces no tanto pero en nuestro caso ha sido muy positivo.

-¿Qué les gusta hacer como matrimonio? ¿Son de buscar y cuidar sus propios tiempos?

Cuidamos mucho la pareja pero no tenemos nada muy estipulado en cuanto a tipo de salidas o frecuencia. Los buenos momentos existen y se dan bastante naturalmente, gracias a Dios. Nunca fuimos una pareja de salir mucho y tampoco ahora. Por otro lado, vivimos mucho de gira entonces lo que más nos gusta es disfrutar de la casa. Pero nuestro aniversario, por ejemplo, es algo extraordinario y lo festejamos siempre.

-Lamentablemente, hoy en día es bastante común ver que matrimonios jóvenes no prosperan. ¿Qué mensaje les darías como mujer, esposa y madre?

Es muy difícil porque cada persona es esa persona y sus circunstancias. No todas las familias son ideales y hay gente que sufre mucho por sus seres queridos. Pero sí creo que la familia va a estar siempre al lado nuestro, en las buenas y en las malas. El amor de una familia no se compara con nada, no tiene que ver con el dinero, no tiene que ver con si te va bien o mal en la vida, y es lo que te sana siempre. Diría que cuando hay amor, hay mucho por lo que pelear.

Después, en la convivencia diaria, siempre va a haber roces y diferencias pero también es bueno aprender a dejar pasar, a callarnos la boca. A veces, el gran error que tenemos todos es querer cambiar al otro. El otro es así y nosotros lo elegimos así. De alguna manera es aceptar eso.

-¿Ahora que sos madre y se sumó una personita más a tu familia, cómo llevás el binomio vida privada / vida pública?

Me considero afortunada en ese sentido pero quizá también porque las reglas del juego fueron planteadas desde el primer momento y siempre se respetaron; tanto de mi parte como de parte de la prensa. A través de los medios muestro mi lado artístico y está bien que así sea. Pero a mi casa entran mis familiares y amigos, como sucede en cualquier familia. La verdad es que nunca me sentí perseguida, ni antes de casarme, ni después, ni ahora con la llegada de Antonia.

-Hace poco conocimos a Antonia en una entrevista en el programa de Susana Giménez. No debe ser fácil aceptar o rechazar invitaciones o producciones.

Sí, la invitación estaba hecha desde hace mucho; de hecho, ni bien quedé embarazada nos invitaron. Fue una decisión que me costó tomar. Me pregunto si hago bien o mal porque en mi caso, yo elegí la exposición pública pero mi hija por el momento no. Espero que nunca me lo reproche… Pero bueno, el programa de Susana es un programa en el que yo siempre me sentí muy bien tratada, respetada y además se dedica un poco a mostrar la familia. Y creo que hoy por hoy no hay muchos programas en la televisión argentina que muestren a las familias y me parece que está bien apoyar a este gran valor que se está perdiendo.

-Se te ve como una persona a la que le gusta estar en familia ¿Cómo disfrutan los fines de semana cuando no están de gira?

En familia, los dos tenemos familias grandes y la pasamos muy bien. Tratamos de pasar un domingo con la familia de Jere y otro con la mía, pero priorizamos a la familia de él que no la vemos tanto durante la semana. Con mi familia, en cambio, convivimos mucho porque trabajamos todos juntos –mi papá, mi hermana y también mi mamá que se suma a las giras–. Además, vivimos casi en el mismo predio así que estamos muy cerca.

-Hablás de una familia materna linda y unida, la tuya propia está creciendo; sos una de las cantantes populares más conocidas del país, has hecho miles de shows en Argentina y el resto del mundo… La vida te ha dado mucho, como vos una vez dijiste. ¿La Fundación Soledad Pastorutti es una consecuencia de ello?

Lo que básicamente hace la Fundación es hacer de puente entre la gente que necesita ayuda y otra que quiere ayudar y no sabe cómo. Lo hago porque sinceramente me parece bueno hacer algo por el otro, no porque me haya ido bien o porque sea Soledad. Hay acciones que pasan muy desapercibidas, no se publicitan, pero a mí me hace muy bien hacerlas. Y sí, es verdad, soy una agradecida de la vida y de la familia que tengo.

-Tenés un perfil muy propio y un modo de ser y comportarte que hoy no abunda en el mundo del espectáculo, especialmente en la televisión. ¿Cómo se logra y se mantiene eso?

Pienso que hay que actuar con mucho sentido común, que nadie te pueda reprochar una acción. Se trata de ser coherente y así uno se gana el respeto de las personas y también de los medios. Gracias a Dios yo trabajo todos los fines de semana en diferentes festivales, estoy muy cerca de la gente y mi trabajo no depende pura y exclusivamente de la televisión.

-¿Por qué creés que la gente te quiere tanto?

La verdad es que no lo sé, y yo a veces también me lo pregunto. No creo que sea porque canto bien o mal, no creo que sea tampoco por el género que elegí cantar. Pienso que debe ser por varias razones. Por lo pronto tengo muchas cosas en común con la gente, disfruto de las mismas cosas que ellos y eso hace que nos sintamos casi en familia. Lo que sí tengo claro es que hay un público que me aceptó, que me quiere, otro que se suma eventualmente y otro al que nunca le caí ni le caeré en gracia. Y eso hay que tenerlo claro.

-¿De aquí a diez años, cómo te gustaría que fuera tu familia?

Ojalá que Antonia no sea la única… Me gustaría seguir haciendo mi trabajo, que me apasiona, y que la gente me siga eligiendo para poder hacerlo con tranquilidad. También me gustaría estar siempre rodeada de mis seres queridos con salud y mucha compañía. Nada muy distinto a lo que tengo hoy en día; lo mismo pero para una familia más grande, si Dios quiere.

-¿No te voy a preguntar si te gustaría que tu hija fuera cantante pero sí qué música escucha o te gusta cantarle?

En casa hay música todo el tiempo, tenemos el equipo prácticamente siempre prendido. Vemos poca televisión y escuchamos mucha música. Si le preguntás a Antonia “¿Cómo canta mamá?” te responde “ah, ah, ah…”. Escuchamos de todo un poco; desde música infantil, pasando por cumbias hasta rock and roll. Pero su tema preferido es Cuando me enamoro, que canta Enrique Iglesias con Juan Luis Guerra.

-¿Ya tiene un tema preferido?

Ese le gusta mucho. No sé por qué pero hay ritmos a los que no les presta mucha atención y otros que se los pone a bailar. Pero sí, la música es parte del día a día.


Por Milagros Iroz


Fuente Familias de Hoy Nº 5

 
 
 
  • María Laura
    Excelente nota y que buena la postura ante la vida de Soledad y todos sus valores! Fue muy lindo leer esta nota
  • mali
    me encanto esa nota y la sole es la mejor mama del mundo y antonia es hermosa la verdad es un orgullo ser su .............................................................................................................................. tambien me encanto que ella aya tenido la opurtunidad de participar en la voz argentina te amo sole .soy....................................................................................................................................

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación