¿Por qué hay que ir a la iglesia? El drama de la Eucaristía

Timothy Radcliffe – Editorial Desclée de Brouwer. Un libro para buscar el sentido profundo de nuestra Eucaristía de cada día.

 
¿Por qué hay que ir a la iglesia? El drama de la Eucaristía

Son muchas las personas a las que el hecho de ir a la iglesia les resulta aburrido y les parece absurdo y sin sentido. ¿Para qué molestarnos? Timothy Radcliffe sugiere que la Eucaristía obra a un nivel profundo, transformando nuestra humanidad, para que podamos participar de la propia vida de Dios. Las lecturas, la homilía y el credo nos conducen a través de las distintas crisis y retos de nuestra fe. Del ofertorio al término de la plegaria eucarística, nos vemos cautivados por la esperanza que fue la de Cristo, enfrentado a la experiencia del Viernes Santo. Desde el Padrenuestro hasta el momento de ser enviados a salir al exterior y expandirnos más allá de los límites de nuestra comunidad, especialmente en el momento de recibir la comunión, la Eucaristía nos forma en la caridad, en nuestra condición de personas capaces de amar.



 
 
  • Carlos Matos
    DESCRIPCION Es importantísimo insistir en la importancia de la concurrencia a Misa y en especial la Eucaristía como alimento para la vida eterna, sacramento donde Dios hecho hombre, se abaja hasta nuestras miserias y en las simples formas del pan y vino se ofrece como alimento salvífico permanente. Gracias por propagar la Buena Noticia.
  • Alfredo
    Escuché una vez decir que si regalaran monedas de oro en misa de siete (de la mañana) la iglesia se llenaría. Se ofrece allí Dios en persona y lo desperdiciamos.El cristiano podrá estar lleno de buenas intenciones pero si no hace de la Misa el centro de su vida interior junto con la Oracion y la Lectura (como dice otro artículo en Yo creo de hoy) la cosa no camina. La Iglesia no es una ONG. Esta para la salvación del alma. No para repartir ropas y alimentos, que de hecho es importantísimo. Pero también es cierto que la pastoral de las parroquias es de terror, empezando por los cantos y letras espantosos,(que tapan oraciones tan bellas como el ofertario) la improvisación y variantes "inspiradas" de los sacerdotes y lo plúmbeo de las homilías por no preparadas (falta de oración). A veces, como dijo un chico una vez, parece que el Santo Sacrifcio de la Misa es asistir a ella... PASTORAL PURA.

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación