"Yo también vivía en esa casa"

Ferdinando Rancan - Editorial Rialp. El hogar de Nazaret visto desde adentro por los ojos de un niño.

 
"Yo también vivía en esa casa"
«Hay que meterse en el Evangelio como un personaje más». A la luz de este consejo, Ferdinando Rancan se introduce en estas páginas, como un niño huérfano adoptado y acogido en el hogar de Nazaret. Con esos ojos de niño -que nunca deja de serlo- contempla y comparte de cerca los grandes y pequeños sucesos de la Sagrada Familia.

Confiesa el autor que, desde que se decidió a asumir esta perspectiva, «el Evangelio ya no ha sido para él simplemente un libro, sino una aventura personal». Por eso, gozoso de la experiencia, no desea más que compartirla y, a la vez, animar a otros a afrontarla por sí mismos.

Ferdinando Rancan, sacerdote octogenario, impregna de infancia espiritual su contemplación del Evangelio, la adoba con su fantasía -eso sí, sin forzamientos arbitrarios que alteren la realidad histórica- y ofrece un relato brioso y entrañable, que él querría titular Diario de un niño adoptado por la familia más maravillosa y feliz del mundo, con el que acerca y hace más amable al lector la figura de Jesús, junto a las de María y José.

 

 

 
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación