“Es la ciencia y el cariño lo que cura”

Mariana Adeja es pediatra voluntaria en González Catán, provincia de Buenos Aires. Hace tiempo descubrió que su vida cambiaba cuando se entregaba a los demás.

 
“Es la ciencia y el cariño lo que cura”

Y aprendió que la sonrisa de un niño al partir de su consultorio vale más que cualquier otra recompensa. Mariana es una de los tantos profesionales solidarios argentinos que se comprometen a diario con la defensa de la niñez.


La Dra. Mariana no abandona la alegría mientras atiende de a uno de sus pacientes


Tres meses antes de su muerte, Juan Pablo II, asomado al balcón de su estudio, le hablaba a la multitud diciendo: “Los niños son el presente y el futuro de la Iglesia. Tienen un papel activo en la evangelización del mundo, y con sus oraciones contribuyen a salvarlo y a mejorarlo". En Argentina son muchos los profesionales solidarios que se comprometen a diario con la defensa de la niñez. La Dra. Mariana Adeja es una de ellas.


Desde hace 12 años trabaja en el barrio de González Catán: “Comencé con una amiga médica y atendíamos en un galpón mientras estaba terminando mi especialidad como pediatra en un hospital de niños". Desde 2009, Mariana trabaja en SENDAS, un centro de prevención de la desnutrición infantil ubicado en el barrio Los Ceibos. “Me gustó mucho el tipo de atención que se brindaba a la gente que acudía a Sendas, especialmente a los niños, por eso acepté cuando me pidieron reemplazar temporariamente a un médico que tenía un problema de salud y al final seguí hasta el día de hoy”, señala.


¿Qué tipo de atención realizan en Sendas?


Atendemos todo tipo de enfermedades. Estamos muy atentos a patologías como las anemias, la desnutrición y la obesidad, entre otras. Pero lo que más llama la atención es que las mamás buscan y necesitan que un mismo médico conozca a sus hijos y los atienda con continuidad semana tras semana y mes tras mes.


¿Cuál fue tu mayor logro alcanzado en Sendas?


Que la mamá y el papá entraran al consultorio, buscaran la silla para sentarme y se animen a decirme: “Hola doctora, hoy no lo traemos porque está enfermo, pero venimos para el control… y de paso le queríamos contar que nos preocupa tal o cual cosa…”.


Al principio, las mamás entraban al consultorio mudas y los niños llorando. No pronunciaban ni una palabra. Poco a poco los fui conociendo y los chicos ahora no lloran mientras los reviso y es cada vez más frecuente que, en el transcurso de la consulta, la que se anima a llorar es la mamá y se va reconfortada con un abrazo y con su hijito sonriendo. Esto que les cuento tal vez suene romántico y poco práctico, pero son la ciencia y el cariño los que curan.


¿Cómo se logra asistir a tanta gente que tiene necesidades tan profundas?



Esto se logra gracias a que en Sendas hay un gran equipo trabajando afuera del consultorio, muchas veces haciendo malabares para que las pediatras, cuando entramos en nuestros consultorios, podamos trabajar con seriedad y responsabilidad profesional. Nos apoyamos mutuamente para atender a cada familia, a cada madre, a cada niño y a cada niña.


Hay mucha gente solidaria en Argentina, pero muchas veces no saben cómo ayudar. ¿Qué le dirías a aquellos que quieren ayudar de alguna manera y aún no saben cómo?


A los que quieren dar una mano, les digo que se animen, no simplemente a dar una mano, sino a dar lo mejor de ellos tanto en lo profesional como en lo personal. Ese es el único modo de sostener la constancia sábado a sábado, o cada 15 días como voy yo, o una vez al mes, en un emprendimiento de ayuda los más necesitados.


***


Sobre Sendas, Un trabajo silencioso, eficiente y fecundo


El Centro de Prevención de la Desnutrición y Atención Médica Primaria, Sendas es una asociación civil sin fines de lucro, formada por voluntarios, cuya misión es prestar sus servicios a personas que viven en condiciones de extrema necesidad. Tiene su foco en la implementación de un sistema de salud preventiva mediante la formación en la nutrición a mujeres, en su mayoría madres de familia. Para esto cuenta con el apoyo de CONIN Argentina, ONG especializada en problemas de desnutrición.


Está ubicado en el barrio Los Ceibos, de González Catán (Partido de La Matanza). Los Ceibos fue construido sobre un basural loteado que produce, entre otras cosas, la contaminación de las primeras napas de agua y la infertilidad de la tierra, amenazando la salud de los residentes de la zona.


Actualmente SENDAS reúne cinco consultorios de atención gratuita en las especialidades de Nutrición, Psicología, Psiquiatría, Psicopedagogía, Medicina familiar y Pediatría. Además, cuenta con un servicio de Farmacia.


(Fuente: Oficina de Comunicación – Prelatura del Opus Dei)


 


 


 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación