“No te olvides papá, Dios es ternura"

Últimas palabras de sacerdote que murió de cáncer. Había recibido un llamado de Francisco.

 
“No te olvides papá, Dios es ternura"

Cientos de personas despidieron al fallecido sacerdote chileno, P. Francisco Rencoret Mujica, quien recibió una llamada telefónica del Papa Francisco para alentarlo en su lucha contra el cáncer y cuya Misa de exequias se realizó el domingo 14 de agosto en la parroquia San Vicente Ferrer, en Santiago.


El P. Rencoret falleció a los 35 años, la madrugada del sábado 13 de agosto, luego de padecer un sarcoma con metástasis pulmonar (cáncer), enfermedad que lo obligó a regresar a Chile y dejar sus estudios de derecho canónico en la Universidad Gregoriana de Roma.



La homilía del funeral estuvo a cargo del P. Andrés Ferrada, formador del Seminario Pontificio quien destacó: “Dios es fiel a su amor incondicional porque es Padre de misericordia. Porque Dios es ternura. Estas fueron las últimas palabras que dijiste a tu querido padre Gustavo, antes de pasar a los brazos del Padre Dios: ‘No te olvides papá, Dios es ternura’ y tu convicción brotaba de la fe que recibiste en tu familia, en la Iglesia y que fuiste alimentando durante toda la vida”.



“Hace años el Señor te hizo ver que la moción fundamental de tu vida y ministerio sacerdotal era abrazar la cruz, así lo formulaste en tu cuaderno de ejercicios espirituales: ‘Corro hacia ti oh Jesús a abrazarte en la Cruz’. Durante estos meses abrazaste la cruz con valentía dejando que Dios fuera Dios en tu vida, experimentando más profundamente su perdón y ofreciéndolo a todos”, destacó el sacerdote.



Beatriz Rencoret, hermana del P. Francisco, dijo unas palabras en representación de los padres y hermanos del fallecido sacerdote: “con Fran hace unas semanas hablábamos del cielo, nos preguntábamos cómo sería”.



“Llegamos a la idea que probablemente sea el lugar privilegiado del amor, donde se ama sin ataduras, sin límites y a todos profundamente. Hoy queremos darles las gracias a todos, porque fueron para Fran, una antesala para el cielo, haciéndolo sentir profundamente amado y recibiendo de cada uno de ustedes un pedacito de cielo”, dijo.



Desde Roma el sacerdote P. Cristián Montes, uno de los amigos de Francisco, envió también un saludo a la familia que fue leído en la ceremonia: “si bien tengo una gran pena y dolor por su partida, me siento con mucha paz y esperanza al ver tanto bien que hizo por tantos, al ver el gran testimonio que ha dado a la Iglesia de Santiago, que necesita testigos del Evangelio como Francisco”.



Al finalizar la ceremonia, el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, dijo: “hemos acompañado muy de cerca al Padre Francisco. Quiero dar testimonio de su rectitud de conciencia y sobre todo de sus sentimientos de fe y de pastoralidad”.



“Siempre anheló que la gente pudiera encontrar la misericordia del Señor y que la gente acompañara también su experiencia de vida en dolor, confiando totalmente en la bondad y en la misericordia del Señor”, agregó.



Luego de la Misa, la caravana fúnebre se dirigió al cementerio Parque del Recuerdo, en la comuna de Huechuraba, donde los restos del sacerdote fueron cremados.



Familiares, amigos, un centenar de sacerdotes y alrededor de 200 feligreses de la parroquia Inmaculado Corazón de María, comuna de Maipú, donde el P. Rencoret fue vicario parroquial, participaron de la liturgia que ofició el Cardenal Ezzati.



El Purpurado presidió la Misa de exequias acompañado de sus obispos auxiliares, Mons. Galo Fernández, Mons. Fernando Ramos y Mons. Jorge Concha Cayuqueo; además del Arzobispo Emérito de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuriz.



Fuente: ACI Prensa – Autor: Giselle Vargas



 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación