"Tengo cáncer, pero mi sonrisa brilla igual"

Una conmovedora carta de Magalí Di Lullo, que lucha, con optimismo y rodeada del amor de su familia, contra la enfermedad.

 
"Tengo cáncer, pero mi sonrisa brilla igual"

Estudio Licenciatura en Economía, tengo 20 años y soy una paciente en tratamiento oncológico. Mi historia comienza en julio de 2013, con preocupantes síntomas: dolor de tórax y sangre al toser. No quería ir a la guardia del hospital porque aún tenía exámenes finales por rendir. ¡Siempre fui tan estricta con mis estudios! Además, no pensaba perderme mis clases de danza jazz y el nacimiento de mi primera sobrina. No obstante, mi papá logró llevarme “de los pelos” . Finalmente, me internaron y, tras varias semanas de análisis médicos, el 13 de agosto me diagnosticaron un tumor en los pulmones “más raro que perro verde” según muchos oncólogos. ¿Era una pesadilla o una broma de mal gusto? Nada de eso, sólo la cruda realidad.


Cuando entendimos (mi núcleo familiar y yo) a lo que nos enfrentábamos, decidimos armar un equipo.



Para ganar necesitábamos estar juntos y fuertes.



No tardaron en alistarse a la tropa el resto de la familia y amigos.



Los tres primeros ciclos de quimioterapia fueron durísimos, casi insoportables; el malestar era constante. Perdí varios kilos, un novio que no supo acompañarme, un cuatrimestre de facultad, un viaje proyectado con amigas y también mi pelo largo hasta la cintura. Pero tanto sacrificio tuvo sus frutos: la tomografía de control mostró una remisión parcial de la enfermedad.



Sin embargo, la alegría duraría sólo 6 días.



La mañana del 13 de noviembre me desperté sin poder movilizar mi brazo y mi pierna izquierdos. Los médicos nos informaron que un ACV hemorrágico se desencadenó debido a lesiones que tenía en el cerebro, provenientes de la misma enfermedad.



Lo que recuerdo de los días posteriores al derrame es una tristeza desgarradora. Estaba hemipléjica, en silla de ruedas … ¿Cómo iba a luchar contra el cáncer así? A esa instancia para mí todo estaba perdido. Mi cuerpo maltrecho me quitó la esperanza; ya no tenía ganas de vivir, maldecía abrir los ojos cada mañana.



El dolor del alma puede ser incluso peor que el dolor físico.



Únicamente quería estar y llorar con mi familia, rogarles que terminaran con aquella tortura.



Siempre creí tener dos pares de padres: por un lado mis papás y por el otro mis hermanos, que por la diferencia de edad, me cuidan como a una hija. Me pidieron que siguiera peleando por ellos, si ya no podía hacerlo por mí misma. Y después de sentirme tan golpeada por la vida, me consideré afortunada por tener el amor incondicional de seres tan maravillosos.



Comencé entonces la rehabilitación al mismo tiempo que las sesiones de rayos.



Gracias a la ayuda de mis kinesiólogos, mi terapista y mi hermano (que tomó el rol de personal trainer), hoy me quedan muy pocas secuelas y soy totalmente autónoma. No puedo correr, pero sí caminar.



No puedo bailar con técnica, pero sí a mi manera.



No puedo tocar canciones difíciles en guitarra, pero sí otras más sencillas.



Después de otros tres ciclos de quimio, tuve una progresión de la enfermedad. Era momento de cambiar el tratamiento. Actualmente estoy tomando pastillas, que al menos espero puedan frenar el avance.



En sólo o cho meses mi vida cambió drásticamente. Creo que el cáncer es tan temido porque te carcome física y mentalmente, te da batalla y algunas treguas. A mí me hizo caer muchas veces, y me hará caer otras tantas, pero un colchón de afectos siempre amortiguó y amortiguará las caídas.


Con todo esto encima, reflexiono y digo: seamos más humanos. ¡No seamos omnipotentes!


Nuestra vida es finita, ¡vivamos el ahora! No podemos ser presos de la vorágine de la sociedad que sólo piensa en el futuro, en el éxito individual, olvidándose del prójimo, de quienes necesitan una mano. Para los que padecemos esta enfermedad es muy importante la solidaridad de nuestros pares. Disfrutemos del calor del sol, de la sonrisa inocente de un niño, de las carcajadas de nuestros amigos y de los abrazos sinceros.



Eternamente agradecida a mis médicos, enfermeras, familiares, amigas, cadenas de oración y mensajes de aliento.



Hacen que mi sonrisa siga brillando. Seguiré en la lucha, aprendiendo que el hoy es un regalo. Justamente por eso se denomina “presente.”



(Fuente: Magalí Di Lullo maggie.bd15@hotmail.com - Clarín)



 


 
 
  • Graciela Horman
    No dejes de luchar , la vida vale la pena
  • NOMBRE LILIANA
    DESCRIPCION Realmente...me emocionè mucho...no soy de escribir...pero tu relato de la enfermedad...Magalì...es un canto a la vida...donde dices solo por hoy...y el amor de tus seres queridos...hablan de lo bella que sos como persona...Tu vida desde ahora en màs no va a ser en vano...tu estàs enseñando a traves de tu dolor-que me conmueve- que los seres humanos tenemos una misiòn en el universo...que el amor todo lo puede...que quienes nos trajeron a la vida sigan ligados a nuestras almas...el amor de tus hnos...donde vos bien decìs que a veces estos estos tiempos de inmediatez...hacen que se pierda la esencia...sos un ejemplo a seguir por tu lucha...que estoy segura venceràs...y lo que hoy te pasa serà una pàgina mas en tu camino de vida...Te mando mucha energìa...y si el universo quiere tal vez nos veamos...Un abrazo desde el alma...para un ser con mucha LUZ...
  • Arturo mayorga cateula
    Srtª GRACIELA ( que nombre mas majo le pusieron ) soy compatriota suyo y vivo muy lejos (España) yo ha pertir de esta noche y todas las noches la Encomendaré a Maria Auxiliadora, al Beato BROCHERO y al beato Manuel Gonzalez Martines Obispo Español. El Beato Brochero, curo a mi esposa de una enfermedda pulmonar muy grave y asistio y estoy seguro metio la cuchara en una operación muy delicada a mi nietito de 18 meses y el Beato Manuel Gonzalez Martinez le encomendé a suj interseción un grave problema familiar que a las pos¡cas horas comenzo a solucionarse y hoy está totalmente solucionado Estoy seguro y tengo fle absoluta qeu entre Maria Auxiliadora, Brochero y Gonzalez lograrán su curación total. Tenga fé en Dios y confie en estos tres abogados, pero fundamentakmente crea en usted misma, no se desanime y repitase siempre QUIERO CURARME, PUEDO CURARME Y SOY CAPAZ DE CURARME. a UNOS SACERDOTES MUY AMIGOS LES PEDIRÉ QUE LA ENCOMIENDEN EN LAS MISAS y y cuente con mis rogativas por Ud.. Tengo la Seguridad que terminarra la carrera y sera una mat¡gnífica Economista y desde este miismo momento laz adopto como MI NIETA y los abuelos nos dejamos la piel por los nietos. Que le hagan llegar mis mejores deseos para UD y su familia ADEMAS PIENSE QUE CADA DIA EN TRES MISAS PEDIRAN POR UD.
  • NOMBREarturo mayorga cateula
    Srtª Magali DILULLIO,confunfí su nombre ci¡on la de la Stª Graciela Horman,son pequeños despie de la edad (77años) Su nombre tambien opino que es precioso y permitame la licencia que tiene Usted mi querida nieta una sonrisa preciosa y unos ojos de gacela sorprendidada, loss abuelos adoptvos somos así (mi esposa acaba de de leer su comentario y tambien quiere ser su abuela adoptiva, Asi que ya tiene dos abuelos más que vine en España.Nos agradaria nque nos tuviera al tanto de su mejoria. Recjba todo el Carriño y deseos de lucha de Arturo y Titina
  • NOMBREMiguel Valdueza
    DESCRIPCION Hola Magali!, te quiero agradecer profundamente la nota que nos envías, le pido a Dios que te Bendiga y te Guarde, no sabes cuanto te necesitamos! Abrazo del Alma! Miguel Valdueza (Corrientes)
  • NOMBREArturo Mayorga Cateula
    DESCRIPCION Stª Magali,mi esposa Titina, mis hijos y yo mismo queremos saber de Usted y todos le enviamos un fuerte y cariñoso abrazo- Mañana 24 de Mayo es el día de MARIA AUXILIADORA, recuerdele que que aca en España la encomendamos a su protección al igual que a las interseciones de Beato Brochero y del Beato Manuel González

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación