Ayudar con altura

La Fundación Alfajorcito trabaja en la altura de la cordillera salteña para revertir las importantes carencias estructurales y ayudar a que los habitantes de la región no tengan que emigrar hacia las ciudades.

 
Ayudar con altura

En medio de los Andes salteños, al noroeste de Argentina, se extiende una dilatada región de 4900 km2. Dispersas entre los 1500 y los 4000 metros sobre el nivel del mar, conviven veintiséis comunidades y dieciocho escuelas rurales, algunas de ellas unidas por el Tren de las Nubes.

Sus habitantes resisten la radiación intensa del sol de altura y el gélido viento cordillerano que congela las noches hasta los 25 grados bajo cero. Dedicados a una economía de subsistencia, las familias se ocupan enteramente al cuidado del ganado menor y a sus reducidos sembradíos de papas, arvejas y habas. Algunos pocos, al maíz, la alfalfa y los frutales. En medio de la aridez de estos suelos, las familias caminan los días en busca de alimento y bebida para sus cabras y ovejas. En los escasos lugares con agua y pasturas, crían contados vacunos.

Poco desarrollo alcanzaron estos cerros desde el imperio incaico a nuestros días. Sin luz, sin caminos transitables, sin comunicación posible ni suficiente agua potable, la vida cotidiana aquí se torna muy sacrificada y sufrida.

La falta de recursos, de oportunidades y fuentes de trabajo obliga a los más jóvenes a emigrar hacia los barrios urbanos en condiciones de riesgo. Así, la mayoría de la población de la quebrada está compuesta por niños y ancianos.

La fundación alfajorcito está trabaja por mejorar esta situación. Está formada por un grupo de personas que tiene un afecto especial por esta zona salteña y a los que los une el deseo de hacer el bien. Son voluntarios residentes en la Quebrada del Toro, en Salta Capital y de las localidades salteñas de San Lorenzo, Rosario de Lerma y Campo Quijano. A su vez, se unen a ellos voluntarios en la ciudad de Buenos Aires, y algunos representantes en el exterior.

Su misión es la de descubrir, valorar y desarrollar las capacidades latentes de los habitantes y las comunidades de los cerros del departamento de Rosario de Lerma, en Salta.

El objetivo es colaborar con los pobladores de la zona, desde la disposición de recursos, en la implementación de las acciones necesarias para fortalecer su educación, capacitación y perfeccionamiento, como así también su potencial emprendedor. Se busca alentar el desarrollo socioeconómico de esta región, para que los beneficiarios puedan descubrir en su tierra una opción sostenible para el arraigo definitivo.

Con respetuosa atención para con la antigua sabiduría de estas comunidades, su cultura andina y su profundo sentimiento de pertenencia a esta geografía, estos voluntarios recurren a la educación y al perfeccionamiento como el modo más eficaz para potenciar el desarrollo de las personas y sus comunidades.

Lo hacen desde la empática atención a las necesidades y al sentir de las distintas comunidades de la región (escuelas, poblados, agrupaciones y familias), promoviendo la participación de aportantes y quebradeños consustanciados con nuestra misión y objetivos.

Sus objetivos son: Promover el aprendizaje en todos los grupos etáreos; fortalecer la cohesión comunitaria y la autogestión hacia el bien común; impulsar la actividad económica regional; promocionar e incluir la región en otros ámbitos; construir obras de infraestructura favorables para el desarrollo comunitario; asistir a la comunidad de modo versátil y eficaz para asegurar el derecho a la salud, nutrición, higiene, vivienda, vestimenta, recreación y deporte.

Todas estas metas se persiguen con recursos y planificación, pero sobre todo con la entrega de muchas personas que, movidas por las carencias de los hermanos de la región, den de su tiempo y energía para transformar esta realidad.



Fuente: fundacionalfajorcito.org.ar

 
 
  • Jose Ignacio Dutari
    Alfarcito, no alfajorcito............ Saludos y muy linda la nota Gracias
  • NOMBRE gabriel
    DESCRIPCION es fantástico lo que hacen. Estuve de viaje por esos hermosos lugares y se percibe la falta de oporunidades que tiene la gente del lugar para quedarse en su tierra y progresar. ¿Cómo se puede colaborar con Uds?
  • María A.
    "EL ALFARCITO" (no "alfajorcito") es un extraordinario emprendimiento del P. Sigfrido Maximiliano Moroder, conocido como "Padre Chifri", recientemente fallecido a los 46 años de edad. Valdría la pena que en estas columnas se lo recordara, ya que lo que hizo excede la imaginación de un humano corriente. Muchas gracias por tomarlo en cuenta...
  • María A.
    Formas de ayudar: en la página www.fundacionalfarcito.org, hay una pestaña que informa como colaborar. http://www.fundacionalfarcito.org.ar/noticias/buscar.aspx?sectionId=14

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación