Banco de Equipamiento Solidario

En ocasiones, quien vive y experimenta una necesidad específica logra imaginar una solución posible. Así nació esta propuesta para mejorar la calidad de vida de chicos discapacitados.

 
Banco de Equipamiento Solidario

Si bien un equipamiento ortopédico adecuado resulta fundamental en el tratamiento y la evolución de diferentes situaciones de discapacidad física, muchas familias no tienen posibilidades de acceder al mismo por una cuestión de costos. Por otra parte, estos elementos tienen, en la mayoría de los casos, una vigencia de uso acotada, y lo que dejó de servirle a alguien puede ser reciclado, adaptado y compartido con otro.


Con esta idea nació en 2008 el Banco de Equipamiento Solidario, a partir de un grupo de padres y profesionales que comparten el sueño de igualar las oportunidades de los niños con discapacidad. 


A PARTIR DE LA EXPERIENCIA: LA SOLIDARIDAD


“En el año 2006 nació nuestro hijo Santiago, con el síndrome congénito de Emannuel, que básicamente lo afecta con una baja tonicidad muscular, retraso madurativo y dificultades en el habla. Santi llegó a nosotros y además de llenarnos de amor, nos hizo conocer un mundo nuevo. Así nos encontramos con que muchos chiquitos en su misma situación carecían de los recursos necesarios para poder salir adelante, y que la mayoría de las veces se trataba de cosas básicas para tener una calidad de vida digna. Gracias a él comenzamos a pensar que había muchos a quienes podíamos ayudar, y comenzó a gestarse el Banco de Equipamiento”, cuentan María y Matías Lemos, impulsores del proyecto

¿QUE ES UN BANCO DE EQUIPAMIENTO ORTOPEDICO?

Es una iniciativa que promueve el reciclaje solidario de elementos ortopédicos. Se busca recuperar los elementos en desuso tanto de hogares de familia como de instituciones, para adaptarlos y ponerlos al alcance de chicos necesitados.

¿Cómo funciona el sistema?

• A partir del trabajo organizado de un grupo de voluntarios.

• El Banco trabaja con la colaboración de “Andares”, un equipo interdisciplinario con una extraordinaria calidad humana y formación profesional de excelencia. Desde Andares se realiza una evaluación integral de cada niño discapacitado, de manera de indicarle el mejor equipamiento.

• Los padres de chiquitos con discapacidad donan los elementos que ya no usan. Éstos son dados en calidad de préstamo a aquéllos que los necesitan y cuyas familias no pueden comprarlos.

• El préstamo se instrumenta en un contrato de comodato, que establece que quien recibe un elemento ortopédico se compromete a devolverlo en igual estado en que lo recibió, y que el mismo es propiedad del Banco de Equipamiento. De este modo se promueve el reciclaje solidario.

• Cuando los elementos no están disponibles en el stock del Banco y aparecen necesidades urgentes, se organizan eventos puntuales para recaudar fondos y así poder adquirirlos.

UN TESTIMONIO

Lorena Zegarelli, mamá de Valentino, de 5 años, que padece una enfermedad neuromuscular muy severa, siempre agradece tener los medios para poder brindarle a su hijo todo lo que necesita, y asegura que “estos niños, sin un buen equipamiento acorde a sus necesidades, sin terapias, no tendrían una calidad de vida digna, como cualquier ser humano se merece"

COMO AYUDAR

- Trabajo voluntario: según las capacidades y posibilidades de ayudar de cada uno.

- Aportes de dinero: para contribuir al pago de gastos tales como la adaptación, reparación y traslado de los elementos, o bien para la compra directa de equipamiento para situaciones puntuales. En este último caso el Banco de Equipamiento garantiza la respuesta más adecuada para cada necesidad. “Buscamos en todos los casos adquirir equipamiento de óptima calidad, que dure en

el tiempo. Además, trabajamos con las mejores ortopedias, que realizan importantes bonificaciones ya que conocen el destino de los elementos. Y siempre solicitamos por lo menos tres cotizaciones antes de ordenar una compra”, explica María Lemos, una de las fundadoras del Banco.

- Donación de elementos ortopédicos: todo lo que un chico ya no usa puede servir: silla de ruedas, mesa, bipedestador, rodilleras. Basta con un llamado y el elemento será incorporado al stock del Banco, para ser luego asignado a quien más lo necesite.

Para mayor información: maria@weberasociados.com.ar - 156 124 7729

Por Luisa Pasman

Fuente revista "Familias de Hoy", N°2
 
 
  • natalia castri de sorba
    EXCELENTE!!!! Muy buena la nota, pero por sobre todo el contenido de la misma. Soy mama de Mateo, un niño con capacidades diferentes y que necesita de equipamientos para poder tener una vida digna; y esto me parecio genial. Es mas ya tome datos de la señora para mandarle un e-mail porque en casa hay algunos elementos (no mucho, porque la amyoria lo vamos sediendo a medida que pabemos de casos puntuales) que Matu ya no usa y pueden sevir para este banaco. Gracias y que Dios los bendiga por todos sus trabajos

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación