El corazón de F. Muamba late feliz en el `Classic Match´

El futbolista que vivió tras un paro cardíaco de una hora en un partido visitó el Bernabéu para apoyar un encuentro benéfico.

 
El corazón de F. Muamba late feliz en el `Classic Match´

Por segunda vez desde el paro cardíaco, Muamba pisó el césped de un campo de fútbol.  En esta ocasión fue en Madrid, en el Santiago Bernabéu, que acogía un partido benéfico, donde el futbolista inglés realizó el saque de honor, recibiendo una gran ovación de los aficionados presentes.


“Estoy feliz, disfruto de la vida y de la familia. De volver a jugar ya se verá…”, dijo Fabrice con emoción a los medios de comunicación, muy atentos al jugador de fe evangélica.


El pasado 17 de marzo fue el día en el que su corazón se paró abruptamente en medio del partido que disputaba el Tottenham frente a su equipo, el Bolton.  Su corazón estuvo parado durante 78 minutos.  Luego, en el hospital, los médicos le entregaron a su padre un manual que explicaba cómo tratar a los pacientes con daños cerebrales, ya que daban por hecho que los tendría.


Pero lo sorprendente del caso es que  Muamba fue capaz no sólo de sobrevivir, sino que no se le produjo daño cerebral.  Ahora disfruta mucho más el día a día.


En el Bernabéu sacó a relucir su sonrisa. Dijo que hace poco que  está recuperado, que los riñones le han vuelto a funcionar bien, que ya no tiene los pies tan hinchados y que lo único que sufre son pequeños problemas de memoria.


Saque de honor


Muamba quiso estar este fin de semana en el Santiago Bernabéu, donde  hizo el saque de honor en el ‘Corazon Classic Match’.  Se trata de un partido benéfico –el dinero recaudado se invertirá en la construcción de escuelas sociodeportivas en África– que enfrentó a históricos del Real Madrid, con Redondo, Zidane, Figo y Roberto Carlos a la cabeza, contra emblemáticos jugadores del Manchester United, guiados por Sheringham y Van der Sar.


El jugador inglés recibió el abrazo del colegiado italiano Pierluigi Collina, de los jugadores del Manchester y del capitán del Madrid, Chendo. Se marchó entre los aplausos de los 60.000 espectadores que acudieron a Chamartín.


Atendiendo a los medios de comunicación,  Muamba se mostró contento “de haber podido venir al Santiago Bernabéu, sentir el apoyo de la gente.  Tengo que agradecer al Real Madrid haberme invitado, y agradecerle a todo el mundo por el recibimiento. Me han tratado fenomenal. No voy a olvidar el día de hoy en la vida”.


Trabaja a diario


En cuanto a su recuperación,  Muamba explicó que ahora mismo está bien, realizando rehabilitación diariamente.  “Todavía me queda un largo camino por recorrer. Pero estar aquí es fenomenal, haber podido disfrutar con mi familia, y ya veremos qué sucede” añadió.


El proceso de recuperación continúa, pero aún no sabe si podrá volver a jugar al fútbol. “Tengo aún que tomar muchos medicamentos debido a la cirugía. Cuando vuelva a Inglaterra, tengo que ver a los médicos, y debatir sobre cuál será la mejor solución posible”. Pero aún ante la incertidumbre, Muamba no pierde nunca la sonrisa. “Tengo que hacer todavía un par de exámenes más, a ver qué dicen los resultados. Y dependiendo de eso ya veremos qué sucede en el futuro”, concluyó.


Una oportunidad de vivir


“Lo que me pasó fue realmente más que un milagro”, dijo Muamba hace unos meses al conceder la primera entrevista tras lo sucedido.  “Estoy comprobando la prueba de la fuerza de la oración. Durante 78 minutos estuve muerto y, aún si sobreviviese, se esperaba que hubiese sufrido daños cerebrales. Pero estoy muy vivo – reconoce con emoción -. Alguien allá arriba me ha estado cuidando. En la mañana del partido oré junto a mi padre pidiéndole a Dios que me protegiese; y Él no me defraudó”.


(Fuente: Protestante Digital)


 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación