Luigi Guanella, defensor de la vida frágil

Hay personas consideradas "poco valiosas" para la sociedad: discapacitados, ancianos, pobres, enfermos incurables... Gracias a Dios, siempre aparecen héroes que asumen el reto de cuidar y dignificar esas vidas.

 
Luigi Guanella, defensor de la vida frágil

21 de octubre 2011 (Romereports.com).  El italiano Luigi Guanella fue un héroe de la defensa de la vida. Nació en 1842  y fundó dos congregaciones dedicadas a atender a discapacitados abandonados por sus familiares.

Veía detrás de cada persona un regalo de Dios, que tiene valor por sí misma y no por lo que produce. Defendió la dignidad de ancianos, enfermos incurables, personas impedidas mental y físicamente, abandonadas o malcuidadas.

Pino Beneditos, del Centro Reabilitazione San Giuseppe (Italia) dice al respecto: "Un día, se presentó el obispo de Como porque tenía que hablar con él sobre sus actividades, sobre sus proyectos de caridad, y don Guanella estaba con sus discapacitados mentales, con sus "buenos hijos". Estaba jugando a cartas, y para satisfacer a los discapacitados dejó al obispo en la sala de espera”.

A los sacerdotes y monjas que le siguieron, les decía que confiaran en la ayuda de Dios, pero que trabajaran duro para hacer lo que debían. Decía Don Guanella: "Para recibir a dos manos de la Providencia es necesario dar a cuatro manos a los pobres de la Providencia", y también "Cuando se ha hecho todo lo que podía hacerse y se ha sufrido por ello, entonces la Providencia interviene".


Los frutos saltan a la vista: 700 religiosas y 528 religiosos con 265 casas repartidas en Europa, América, África y Asia.

El milagro que permite su canonización es la curación de William Gleeson, de Estados Unidos, quien sufrió un accidente en la nuca patinando y salió adelante a pesar de que los médicos le habían desahuciado.

"La madre, sin decirlo ni a William ni a los médicos, colocó una reliquia debajo de la almohada, rezó y obtuvo este milagro: que su hijo se recuperara y que no tuviera ninguna consecuencia", relata Beneditos.

William será uno de los miles de peregrinos que participará en la canonización. Pero para los organizadores, los más importantes serán los discapacitados del centro de rehabilitación fundado por don Guanella.

 
 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación