Manuel Belgrano, un hombre de fe

Los ideales que inspiraron a muchos patriotas tenían su raíz profunda en su religiosidad. El creador de la bandera fue uno de ellos.

 
Manuel Belgrano, un hombre de fe

Con motivo de la celebración del Día de la Bandera, ofrecemos una breve reseña sobre la figura del prócer que la creó inspirado en los colores del manto de la Santísima Virgen. Es dato es “ovidado” por historiadores que pretender ocultar la raíz cristiana de nuestro país y, particularmente, la religiosidad de los padres de la Patria.



El general Belgrano era devoto de la Virgen María, pertenecía a la cofradía del Santísimo Rosario y era terciario dominico. Pidió que a su muerte se lo vistiera con el hábito de Santo Domingo. Hoy sus restos descansan en la entrada de la Basílica del Santísimo Rosario, Convento Santo Domingo (Av. Belgrano y Defensa, C.A.B.A.).

Nació en Buenos Aires el 3 de junio de 1770, bautizado en la Catedral con los nombres de Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús. Concurría a misa diariamente con su madre desde pequeño. Murió humildemente en la misma casa en donde nació, el 20 de junio de 1820.

Cuando en septiembre de 1810 sale como General improvisado de Buenos Aires, al frente de un pequeño ejército para la expedición al Paraguay, llegando a Luján, se detiene para poner su nueva carrera bajo la protección de la Virgen.

En donde acampaba su ejército, mandaba que se rezara la misa, sucediendo en una ocasión, el día 17 de enero de 1811, que el ejército enemigo, en el cerro  Mbaé, presenció la forma en la que oraban los soldados argentinos oyéndolos desde el pie del cerro.

Cierta vez se dirigió hablando a sus soldados: “soldados de la patria, no olvidéis jamás que nuestra obra es de Dios, que Él nos ha concedido esta bandera que nos manda que la sostengamos”.

El 23 de septiembre de 1812, elegía a Nuestra Señora de las Mercedes su Generala y al día siguiente, libraba y ganada la batalla de Tucumán, decía: “el ejército del grande Abascal, al mando de don Pío Tristán, ha sido completamente batido el 24 del corriente, día de Nuestra Madre y Señora de las Mercedes, bajo cuya protección se puso el de mi mando…”.




En estos días en que se intenta "borrar" a la fe de la vida pública y vaciar los valores inspirados en el Evangelio, bien vale la ocasión para homenajear a uno de nuestros próceres e imitar su actitud filial hacia la Virgen y su constancia en la oración, aun en  momentos difíciles.


M.N. © Yo Creo



 


 

 
 
 
  • María Lis
    Me gusta esta nota. Les comento que vi la última película que se realizó sobre Manuel Belgrano, protagonizada por Pablo Rago, y difundida en los establecimientos educativos por el Minis. de edcuc. dela Nación. En ella no se dice NADA de todo esto; al contrario, lo hacen quedar muy mal, como arrepentido de todo lo que había hecho. Una cosa es querer desmitificar o humanizar al héroe, pero otra cosa (que es lo que hace la película) es denigrarlo completamente. Es mi humilde opinión.
  • SILVIA ACHAVAL
    COINCIDO CON MARIA LIS, ES VERGONZOSO COMO LOS HISTORIADORES "OFICIALISTAS" DE AHORA QUIEREN BORRAR TODA RELIGIOSIDAD EN LOS PROCERES, E INCLUSO FALSEAN SITUACIONES Y MARCAN PENSAMIENTOS QUE PUEDA LA GENTE RELACIONARLO CON POLITICAS PRESENTES. REALMENTE EL LAVADO DE CEREBRO QUE SE ESTA HACIENDO EN ARGENTINA ES VERGONZOSOS Y NO DESCUIDAN NINGUNA DISCIPLINA

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación